Blog de Francisco

Cuando nuestra felicidad daña a terceros

 

Pues aquí me tienen, Queridos Amigos, ya a un paso de ser el hombre más feliz del universo. Solo dos cosas ensombrecen mi felicidad y mi futuro. La primera es ese contrato que amarra a Marisol al cabaret. La segunda es la tristeza que vi en los ojos de Jacky cuando le dije que voy a vivir con mi esposa. ¿Por qué será que nuestra felicidad siempre daña a terceros?

En cuanto al contrato de mi mujer, no sé como lo voy a hacer, pero Marisol no puede ser teibolera. Para algo me ha de servir el ingenio Ramírez Conti. Para lo que no me sirve es para consolar a Jacky.

Hay casos en que deberían implantar la poligamia, porque yo, si no existiera Marisol, estoy seguro de que podría amar a Jacky. ¡Pero ni modo! Nuestras leyes me exigen ser de una sola mujer. También Jacky es tan complicada. Con eso de que el beso no significaba nada, que yo no era más que un hermano para ella, coqueteando con otros por teléfono… Al final, era más enredosa que Marisol. Yo lo que creo es que si está triste es porque no quiere que me vuelvan a engañar ¿Es cierto o estoy equivocado?

Tags: , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
Comentarios
Mostrando 1 - 1 de 1