Tragedias futboleras sobre ruedas

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1)
Loading ...

Cuando se tiene 22 años la muerte no debe ser una opción, debe ser algo lejano, inaccecible y máxime cuando a esa edad el futuro pinta lleno de posibilidades, sin embargo esa no fue la premisa para el joven jugador uruguayo Diego Rodríguez quien hace pocos días murió a consecuencia de las heridas sufridas en un trágico accidente automovilístico en la Rampla de Montevideo, la ciudad de sus orígenes.

Para dar una idea del lamentable episodio vale recordar que los médicos confirmaron la pérdida de masa encefálica del juvenil jugador. Hacía semanas que se había incorporado a la plantilla de Nacional y fue titular en el partido que el tricolor igualó 1-1 con el Tanque Sisley.

Era defensor y también mediocampista e hijo del ex defensa internacional Juan Jacinto Rodríguez, actualmente trabajando como entrenador en Arabia Saudí. La tragedia asomó en su vida disfrazada de auto, no le avisó y la juventud no siempre es precavida con los avisos.

La liga uruguaya canceló la fecha cuatro del torneo Apertura en honor del jugador. Lo lloró y lo llora su familia y lo lloró un país, lo que hubiese sido un futuro de fútbol y goles se transformó en estadios vacíos y lamentos, es lógico, la muerte a los 22 años duele más, muchísimo más.

En tanto otra noticia que también tiene que ver con una tragedia automovilística golpeó al fútbol argentino. El diminuto jugador de River Plate, Diego Buonanotte fue acusado por la fiscalía argentina por el “homicidio culposo” de tres amigos suyos fallecidos a fines de 2009, al volcar el automóvil que conducía el futbolista.

La acusación se basa en pericias del accidente que hacen sospechar que el jugador actuó con imprudencia y negligencia al conducir el automóvil a alta velocidad cuando arreciaba una lluvia, indicaron fuentes judiciales.

Buonanotte, también de 22 años, volverá a ser citado “para que dé su versión” del accidente, ocurrido en una carretera en la madrugada del 26 diciembre pasado y en el que el jugador sufrió graves heridas y fue el único sobreviviente

A raíz de sus flojas actuaciones en el equipo, el delantero, que se había reincorporado en mayo pasado al club, está en el banco de suplentes y se presume que está en estado depresivo.

A diferencia de su colega uruguayo Buonanotte sigue vivo, para él habrá un mañana porque a los 22 años siempre hay un mañana. Pero antes deberá enfrentar a la justicia y al tiempo imagino, que enfrenta la pregunta que desde hace varios meses lo debe acorralar: “Porqué yo y no ellos”.

No related posts.

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1)
    Loading ...
Comentarios