Los goleadores sin gol

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

El gol es al goleador, lo que la carne es a la hamburguesa, a no ser que un “marciano” prefiera un delantero sin gol y una hamburguesa sin carne… El común de los mortales elegiríamos las esencias de cada cosa y así, nos quedaríamos, en este ensayo lúdico, con el gol y con la carne.

Hasta hace apenas unos días, Cristiano Ronaldo vivía en una angustia deportiva que lo mecía irremediablemente en la cuna de la ansiedad; el portugués no atinaba de cara al gol y esto contribuía a un clima insostenible en lo personal y de ciertas complicaciones grupales dentro del Real Madrid.

Hoy, el ejemplo más cercano para ahondar en el tema, es el caso de David Villa; El atacante del F.C.Barcelona, errático frente al gol, de lo que mejor vive el asturiano y los goleadores, se empareja con la problemática de CR7 y nos conduce al análisis de un serio problema disfuncional que radica en la ansiedad… Por más que superficialmente, no se vea, o no se quiera ver de tal forma.

La ansiedad, es un estado que tiene una función muy importante relacionada estrechamente con la “supervivencia” y esto, la hace comparable a otros estados en los que el ser humano debe estar bajo supervisión profesional; es lo mismo que mencionar el miedo, la ira, la tristeza o la felicidad… Estados “especiales” en los que una persona debe tener un sentido de alerta máximo para controlar sus acciones porque, bajo la influencia de los mismos, están expuestos a no actuar conscientemente.

El caso particular que mencionamos, el problema de ambos números “7”, podría estar encasillado bajo la influencia de una “disfunción social” que ataca a “deportistas de élite” expuestos a grandes presiones sin el grado aceptable de una respuesta eficaz, exigida con la inmediatez proporcional a las expectativas que genera el “negocio” que mueven, en este caso, los 96 millones de euros pagados por Cristiano Ronaldo la pasada temporada y el récord de la actual, 40 millones, que se pagó por Villa.

La cura de este “mal funcionamiento” de los estados del ser humano debe ser tratado convenientemente, acorde a los síntomas y niveles patológicos del “paciente”, diagnosticando un pronóstico adecuado y ejecutando un tratamiento afín.

El Dr. Carlos Díez, en el Real Madrid; el Dr. Ricard Pruna en el F. C. Barcelona y hasta el Dr. Oscar Luis Celada en la selección campeona del mundo, deberán, como jefes de esos cuerpos médicos, evaluar humanamente que no todo es dinero en este mundo.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

No related posts.

Tags: , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios