Funcionamiento del Real Madrid

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Si no hubiese visto jugar a este Real Madrid, si no hubiese seguido la estela ascendente de su planteamiento de juego, de su progreso táctico, físico y mental, de no haberlo desmenuzado con colegas y mucho café de por medio, no me sentiría, quizás, con la autoridad moral de escribir estas líneas.

Hace algunos días ya, en una nota de opinión tras el partido de Champions League frente al Milán italiano, dejamos sentados los aspectos básicos de un diagrama de juego que se lee claramente, un planteo que “asomó” frente al Deportivo La Coruña y que “explotó” frente a los lombardos, dejándonos claro y al descubierto que el Madrid había mostrado en lo práctico, todo aquello que la teoría de José Mourinho había impuesto desde la repetición memorizada.

A lo mejor ahora, mucha gente pueda comprender la negativa a los entrenamientos abiertos que el técnico portugués insiste en mantener cada tanto… En esas prácticas se entrena mucho más que la técnica básica individual y colectiva de este equipo llamado a marcar historia en la institución de Chamartín con una actitud correcta y compensada de por medio, si no, que lo diga Cristiano Ronaldo, quien tras pedir el cambio con el partido ya sentenciado frente al Racing de Santander, debió mantenerse en el campo hasta el final luego de que su mandamás lo mandara a “tomar por saco” sin miramientos.

Dentro de esas “puertas cerradas”, Mourinho “somete”, y no encuentro un  calificativo más acertado para expresar un sinónimo de “aprendizaje”, a sus discípulos, a toda clase de pruebas, estratégicas, tácticas, físicas y mentales, para que una acción repetitiva se vuelva costumbre, se grave en el cerebro de los jugadores y que este mande la orden al músculo… Entrenamiento, por decirlo de alguna manera “Made in Mourinho”.

El aspecto fundamental de este nuevo Real Madrid, de este Madrid “distinto”, no es su juego avasallante, depredador y asfixiante con el balón… Si no el testimonio presencial, el porte de autoridad, la personalidad de conjunto que hace que, como consecuencia, ese juego con la pelota aniquile al rival.

Este equipo casi no deja ver fisuras, por ahora, y eso es un mérito más de su entrenador, porque hay que tener “lo que le sobra” al luso para cambiar la leyenda misma del club, para hacer aceptable un equipo armado desde el músculo y no desde el balón… Entiéndase bien la analogía.

La “anquilosados” amantes de la tradición futbolística blanca han sufrido particularmente en éste punto, en el que muchos renegaban de aceptar que los tiempos cambian, pero, la gloria tiene un precio, o mejor dicho, todo hombre tiene su precio… Mou lo sabe y también desde este apartado “somete” a quien corresponda… Florentino Pérez lo tiene claro, más claro que nadie.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

Related posts:

  1. Este Real Madrid convence

Tags: , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios