Sospechosamente Ibérico

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

La Comisión de Ética de la Federación Internacional de Fútbol Asociado suspendió temporalmente a dos miembros del Comité Ejecutivo, el tahitiano Reynald Temarii y al nigeriano Amos Adamu, acusados de “intentar vender sus votos” a la candidatura ibérica para el campeonato del mundo 2018 y que también incluiría la organización en Qatar de dicho torneo para el año 2022.

La suspensión inicial es por 30 días, pero, podría extenderse 20 días más y evitar así el aporte de estos sufragios que contribuirían a elegir el 2 de diciembre próximo en Zurich, Suiza, las respectivas sedes que albergarían dichos eventos; Se pretende proteger de ésta manera con un “manto de transparencia” el nombramiento de los candidatos a elegir… Como si de engañar a niños se tratase.

Todo comenzó unos días atrás, cuando la avaricia enfermiza del ex secretario general de la FIFA, Michel Zen-Ruffinen, en su día mano derecha del presidente Joseph Blatter, fue grabado secretamente en Suiza por un periódico inglés mientras identificaba a sobornables funcionarios de esa “loable organización deportiva” y cuyos votos podían, aparentemente, comprarse para la elección del Mundial 2018, que tiene entre sus candidatos a la dupla ibérica de España y Portugal, eso sí, con un plus económico para él que se acercaba a los 240.000 euros, un poco más del precio que pagó por su peluquín.

Los datos recabados, de autenticidad corroborada, nos desnudan lo que nadie quiere que suceda, pero, que sabemos sucede y que es una vergonzosa verdad en si misma; La corrupción disfrazada de los entes poderosos se torna tan o más permisiva cuando uno las subraya y ello tiene una lectura tan diáfana como la de sentirte en tu propia casa.

El periodista inglés Andrew Jennings, en su libro “Tarjeta Roja”, acusa y sentencia con pruebas fehacientes e irrefutables el recibir sobornos por parte de altos cargos de la FIFA, sita al actual presidente Blatter o su antecesor en el cargo, el brasileño Joao Havelange, al argentino Julio Grondona y al trinitario Jack Warner entre otros; Un libro que el mismísimo mandamás de la FIFA trató de prohibir por medio de la justicia, afortunadamente sin lograr su propósito.

Las designaciones de sedes a golpe de votos comprados, de favores devueltos y silencios cómplices no es nada nuevo y por ello me quedo con un trozo del libro de Jennings como corolario… “¿Cómo es que hizo la FIFA para convencer al español Ángel María Villar para que no renuncie a la membresía de la comisión de árbitros de la FIFA, luego de los escandalosos resultados futbolísticos que perjudicaron a España en el mundial de Corea?”

La respuesta quizás la haya dado Zen-Ruffinen en aquél restaurante de Ginebra, sin imaginarse que lo estaban filmando.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

No related posts.

Tags: , , , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios