La guerra sin cuartel

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2)
Loading ...

Apenas concluidos los partidos de ida de estos cuartos de final de la Copa del Rey, nos muestran que los candidatos que bregan por un lugar en la finalísima, siguen siendo los mismos dos que se pronunciaron desde el inicio de este torneo y que, pocos dudan, arribarán al 20 abril de este año con las posibilidades intactas de verse las caras una vez más para dirimir el reinado en esta revitalizada, por ellos dos precisamente, edición actual, donde la rivalidad se ha hecho más encarnizada y manifiesta, además, por la tremenda competencia que genera semana tras semana el enfrentamiento deportivo entre Lionel Messi y Cristiano Ronaldo… Indudablemente los dos mejores jugadores del mundo, cada uno de ellos en la mejor entidad futbolística del planeta hoy por hoy.

Con permiso del Villareal y el Sevilla, que dudo sean de cuidado para el Real Madrid en este hipotético caso, con quien uno de ellos deberá enfrentarse en semifinales,  y el descarte descontado de quien se imponga entre el Deportivo de La Coruña y el Almería, que tendrá que desafiar al inexpugnable Barcelona para acceder a la final, todo está prácticamente entendido y sentenciado… Que esto no suceda como lo sugerimos “lapidariamente”, no entra ni remotamente en los cálculos del más acérrimo seguidor de los contrincantes del Real Madrid y el FC Barcelona.

Brevemente analizada la situación en esta etapa de medianía “copera”, todo indica, con un gesto de marcada e inevitable soberbia de por medio, que solamente los dos grandes de España llegarán a disputar el título de la Copa de su Majestad este año.

Es tal la ambición desmedida de ambos equipos, que absolutamente todo cuenta para ir “minando” la capacidad del otro y convertirla en incapacidad. No se trata sólo de ganar la mayor cantidad de trofeos posibles, sino y sobre todo, en no permitir que el enemigo gane ninguno; un simple galardón, el triunfo de un partido cualquiera, la cantidad de goles marcados, los hat-tricks, los dobletes, las porterías a cero y hasta las tarjetas rojas y amarillas; todo cuenta en la comparación inobjetable, y por momentos nauseabunda, que se hace entre ellos cada semana.

Nos aturde tanta competencia pervertida, tantos cruces de declaraciones por parte de uno y tanto silencio acusador por parte del otro, hay tanta tensión generada entre ellos, que no hace más que acicatearnos en búsqueda del próximo chispazo que eleve la polémica cada vez más viva y candente entre quienes han decidido mantener una guerra sin cuartel.

Al menos a las canicas aún no se han desafiado… aunque sólo falta que alguien dé el primer paso.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

Related posts:

  1. La guerra de canteras del Barcelona y Real Madrid

Tags: , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2)
    Loading ...
Comentarios