A mí también me llamaron de Honduras…

  • 17 de Febrero de 2011 a las 12:21 am EDT | por Luis Arteaga |
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Ahora que todos los que hace unos días negaron haber tenido contacto alguno con la federación hondureña de fútbol para dirigir a la ‘bicolor’ están reconociendo que sí hubo acercamientos, debo confesar que a mí también me hablaron de Honduras… La diferencia conmigo es que se trató un colega catracho para platicar sobre lo absurdo que resulta la duplicidad en el discurso de los entrenadores que andan en la búsqueda de trabajo y niegan cuando son vinculados con algún equipo o en este caso una selección.

Todos se apegan a decir que es una cuestión de respeto hacia el equipo que los busca, pero en realidad a ellos les encanta que esa información se filtre con nombres y apellidos para medir quiénes son sus contrincantes, y si por ahí se cuela un dato económico, para saber si pidieron de más o se quedaron cortos.

A muchos les da pena reconocer que son ellos quienes mandan su hoja de vida como cualquier profesionista que busca empleo y llena solicitudes más veces de las que una misma pluma puede resistir. Eso me hizo pensar en Francisco Ramírez, entrenador mexicano que según dijo fue buscado por El Salvador, pero una semana después el propio Carlos Mendez Florez (presidente de la federación en cuestión) le dijo a en entrevista a UnivisionFutbol.com que fue el propio técnico quien mandó sus papeles.

¿Tiene eso algo de malo? Para nada, el problema es que a todos los entrenadores les gusta darse su importancia, tal y como hizo Juan Manuel Lillo con los propios cuscatlecos. Un mes de negociaciones, tiempo perdido, gastos en pagarle el viaje y la estancia en Panamá para que terminara diciendo “Gracias, pero no Gracias” con el pretexto de que no le gustó la infraestructura salvadoreña, como si el tipo estuviera acostumbrado a trabajar con el Inter de Milán.

Además ¿No se supone que la infraestructura es lo primero que notas en un país al que planeas dirigir? o ¿Será que en la oferta que le dieron pretendía que el CESEN le ofreciera construirle un estadio nuevo o instalaciones de primer mundo?… créanme, si El Salvador tuviera el dinero para hacer eso, no estaría buscando a un vende libros como Lillo para entrenador de su selección.

No related posts.

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios
Mostrando 1 - 2 de 2
    Robert Eizmendi
    11:37 am
    Febrero 22nd, 2011

    Luis,
    Muy buen artículo, con fundamentos veraces de lo que “todos” sabemos y la “mayoría” siempre calla.
    Esta profesión como tantas otras, lo sabemos, lleva implícita la “mediocridad de los mediocres” que no tienen el valor de reconocer que han querido bailar con la rubia buena y ni siquiera la morocha fea les ha aceptado.
    Un saludo.
    Robert

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0

    julianwood
    6:25 pm
    Febrero 22nd, 2011

    Coincido aqui con Robert Eizmendi, el comentario que deja en la nota de Luis Arteaga, es correcto y debiera servirnos para conocer al falso interes de clubes sobre algunos tecnicos que asi se promocionan gratis!!!!!, saludos. Julian

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0