Hasta que llegó Javier Mascherano

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2)
Loading ...

Josep Guardiola se había equivocado en muchas ocasiones a la hora de elegir refuerzos para el FC Barcelona; este tema le había comprometido fichaje tras fichaje poniéndole al borde de la frustración desde que asumió como técnico del primer equipo cual espada de Damocles pendiendo sobre su cabeza, hasta que llegó desde la destemplada Liverpool el capitán de la Selección Argentina con su emblemático número “14”, ese que además luce en la albiceleste bicampeona del mundo y ese que, otrora en el conjunto culé, fuera estandarte e insignia de alto nivel futbolístico en la espalda del holandés Johan Cruyff.

En la etapa de Guardiola como entrenador, a no ser el acierto de jóvenes promesas que fueron llegando al plantel superior, caso Busquets y Pedro, y llevadas con tino para integrarlos al equipo superior, las figuras que arribaron al Barça desde que el técnico de Sampedor se hiciese cargo de los blaugranas, no pudieron, o no supieron, “congeniar” con el fútbol practicado por el actual campeón de liga; fallaron el ucraniano Chygrynskiy, el sueco Ibrahimovic, el uruguayo Cáceres, el brasileño Henrique y el bielorruso Hleb, entre otros tantos; inclusive, sin agregarlo en su entera totalidad, me atrevo a decir que David Villa, no ha “cuajado” aún de la manera esperada, como de igual manera no terminan de hacerlo Adriano, Maxwell y Afellay en sus condiciones de acompañantes de primer nivel.

Es verdad, y ha quedado absolutamente demostrado, que no es nada fácil adaptarse de inmediato al estilo futbolístico del FC Barcelona; que quienes mejor han sabido ensamblarse a su filosofía han sido aquellos juveniles que han “mamado” de la misma teta, y por tanto tiempo, su sistematización de juego.

Sin embargo, hay un jugador que parece de pronto no enterarse que la constancia de aprendizaje y la práctica diaria del sistema, no le impedirían en tan corto espacio de tiempo, ser uno más de este Barça que está llamado a ser uno de los mejores equipos, sino el mejor, de la historia del fútbol mundial.

En poco más de media temporada, Javier Mascherano ha demostrado porqué lleva el brazalete de capitán del seleccionado argentino y le ha devuelto la sonrisa a Guardiola con el acierto de su contratación, en un “departamento” que había sido deuda pendiente del entrenador catalán.

El “Jefecito” ha remontado una situación que pintaba adversa para él, porque en su puesto estaba otro grande con pasta de genuino crack como Sergio Busquets. Mascherano, fundamentalmente, ha sabido adaptarse a la estricta filosofía de juego del Barcelona, desempeñándose en diversas posiciones gracias a su orden, capacidad, actitud y técnica; estas cuatro bazas principales son las que han generado que desde las gradas, y no sólo desde la conducción técnica catalana, se maldiga su ausencia en el Santiago Bernabéu este fin de semana.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. Mourinho contraatacará hasta el final, ¡es su juego!

Tags: , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (2)
    Loading ...
Comentarios
Mostrando 1 - 2 de 2
    solamenteleo
    9:02 pm
    Abril 14th, 2011

    Senor Robert Eizmendi, muchas gracias por su articulo, aprendi mucho y dijo cosas que ni sabia. Coincido con usted que al principio Javier Mascherano no se adaptaba al dinamismo del Club Barcelona, pero hace un par de partidos que esta demostrando mucho. Gracias por tan ameno articulo! Saludos y que pase muy lindo dia :)

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0

    [...] había optado por retrasar a Sergio Busquets… leer más | Sport Noticias relacionaadas: Hasta que llegó Javier Mascherano Univisión El paso atrás del ‘Jefe’ El Periódico de Catalunya Guardiola sacará [...]

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0