El hastío de un futbolista

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1)
Loading ...

A esta altura de la temporada, estoy convencido que la gran mayoría de los futbolistas convocados a sus respectivas selecciones nacionales, ya están hartos del ir y venir que los partidos internacionales proponen.

Los ejemplos serían irrebatibles en un gran porcentaje, a no ser que exista un nuevo citado que deba demostrar su intención de hacerse un lugar como asiduo y seguro representante del plantel de tal o cual Selección Nacional, y en tal caso, con seguridad le llegaría también su turno.

A tenor de no parecer “desquiciados”, los jugadores a quienes me refiero, prefieren guardar silencio antes de hacer público su descontento de tener que coger un vuelo desde Madrid a Londres, jugar allí contra el seleccionado inglés de Fabio Capello y salir para San José al otro día, tres días más en tierras centroamericanas, partido frente a la Selección de Costa Rica de Jorge Luis Pinto y vuelta a meterse en otro avión rumbo a España, llegar y, a otros tres días vista, volver a jugar y rápidamente “habituarse” a sus respectivos equipos con todo lo que ello significa en materia de adaptaciones inmediatas a su medio.

Este “patrón” utilizado para describir a la Selección de España de Vicente del Bosque, podría ser de igual manera válido para cualquier otro combinado nacional, especialmente del continente americano, con muchos de sus integrantes compitiendo en entidades europeas y debiendo acudir al llamado de sus respectivas confederaciones, debiendo hacer el “cruce del charco” para jugar en su terruño y luego, regresar a Europa.

Un gran número de jugadores “americanos” que se desempeñan en el “viejo continente” son los verdaderos “perjudicados” en este tipo de compromisos internacionales, y la más de las veces, uno NO se detiene a pensar en el esfuerzo y las consecuencias que esta “descomunal” exigencia podría acarrear para ellos.

Ahora, puesto en perspectiva el punto al que deseaba arribar, la próxima vez que uno de ellos al regreso de tales “palizas infrahumanas” no haga un partido heroico, deberemos, como primera medida, pensar en todo lo anteriormente dicho y luego juzgar con criterio todo lo que un jugador internacional de fútbol ha tenido que atravesar para “convencernos” de que aún, por suerte, no es un “robot”.

A partir de aquí, entonces sí, podremos incorporar al análisis un sin número de situaciones relacionadas a su alimentación, descansos, preparación física, acondicionamiento complementario, reacción biológica y, evidentemente como corolario, su respuesta futbolística.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. El futbolista y la cantante
  2. El Fantasma de Raúl sobrevoló el Bernabéu
  3. Fidelidad europea
  4. Ahhhh!!… Qué tiempos aquellos
  5. Mi abuelo tenía razón, el fútbol de antes era mejor.

Tags: , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1)
    Loading ...
Comentarios
Mostrando 1 - 3 de 3
    ruly65
    4:27 pm
    Noviembre 16th, 2011

    Excelente blog, en ocasiones me atreveria a decir que es usted el mejor en la linea , a no ser por algunas “cosillas” en las que no he quedado muy de acuerdo con usted pero que se aceptan por la manera imparcial que son tratadas. Este comentario se podria decir es halagando los bien atinados comentarios de usted hacia cualesquier equipo y/o jugador sean para bien o para mal sin importar que algunos de nosotros los lectores o blogueros nos sintamos mal por ello , al fin y al cabo son solo puntos de vista de alguien que ama el futbol.

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0

    fronda82
    5:32 pm
    Noviembre 16th, 2011

    Muchas veces es cierto que no tenemos en cuenta la terrible exigencia a la que están sometidos esos jugadores y les criticamos sin más, ni tampoco consideramos el hecho de que cuando llegan a sus equipos después de largos viajes y juegan bien, deberíamos valorar mucho más su trabajo y tener en cuenta el sacrificio que hacen, porque no es fácil estar acostumbrandose y desacostumbrandose a los cambios de horarios, de clima y de compañeros de equipos diferentes a los del club al que pertenecen, por mas que vayan a sus selecciones nacionales con jugadores que ya conocen.

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0

    terrible1
    9:46 pm
    Noviembre 18th, 2011

    Pues para eso les pagan…y si no les gusta pues que dejen de jugar a ver quien les pagara los millones de dolares que cobran…para mi no seria ningun sacrificio cobrar lo que cobran y viajar de un continente a otro a representar a mi seleccion

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0