Rivaldo y la Inmortalidad

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1)
Loading ...

Era la última jornada de la temporada 2000-2001 en el fútbol español y El FC Barcelona estaba en situación de lograr su pase a la previa de la Champions League sólo si derrotaba a aquel Valencia del argentino Héctor Cúper, los “che” amarraban ese valioso cuarto puesto en la clasificación de la liga por delante del conjunto culé que dirigía Carles “Charly” Rexach…

El partido estaba empatado 2-2 y corría el minuto 88… la desesperanza había invadido el Camp Nou por completo y ya la gente comenzaba a levantarse de sus asientos camino a casa; la noche había caído con pesadumbre sobre las frías gradas del estadio blaugrana… Frank De Boer cogió el balón pasado el medio del campo con el joven Carles Puyol por detrás y Josep Guardiola a un costado, levantó la cabeza el holandés y picó la pelota al pecho de Rivaldo ubicado en el límite del área grande, sobre el borde del semicírculo, el brasileño la orientó hacia arriba y como estaba, de espalda a la portería que defendía Santiago Cañizares, realizó un espectacular movimiento y lanzó en tijeras, hacia atrás, una chilena que no sólo significaba el 3-2 victorioso para el conjunto catalán, ni que conseguía un glorioso e inolvidable hat-trick que lo puso a las puertas de compartir el “pichichi” con Raúl esa temporada, ni tampoco que esa maravilla artística le otorgaba al Barça el pase a la Champions, ni menos mencionar la alegría indescriptible de todo el estadio y una afición agradeciendo su magia… No era sólo “todo eso”, sino mucho más que eso; aquella recordada acción reservada a los genios, a los malabaristas del balón, significó el paso de un excelente jugador de fútbol a la eternidad en la memoria y el agradecimiento de quien ama el fútbol por sobre los colores de una camiseta.

Fue precisamente aquella célebre noche del Camp Nou, la que certificó y simbolizó el ingreso definitivo de Vitor Borba Ferreira Gómez, Rivaldo… a la Inmortalidad.

En la vida, nunca conoceremos más allá de nuestro pasado y lo que nos otorga a diario nuestro presente para consolidar nuestro incierto futuro.

Podemos decir que de su pasado, los días de Rivaldo nos cuentan aquella magnífica noche con un Camp Nou de pié y con pañuelos blancos en retribución a su obra culmine dentro de un terreno de juego; de su presente, que a los 39 años el Sao Paulo le ha hecho una invitación abierta al retiro como jugador de fútbol… y de su futuro, que queda enteramente en sus manos.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

No related posts.

Tags: , , , , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1)
    Loading ...
Comentarios
Mostrando 1 - 2 de 2
    anchiz
    12:06 pm
    Diciembre 2nd, 2011

    Muy buen post sobre un gran jugador como ha sido Rivaldo. Es de esperar que el mismo sepa que debe retirarse a tiempo y no andar arrastrandose y suplicando un lugarcito en cualquier equipo de poca monta. Mejor que termine ahora con toda la gloria de haber sido un grande del futbol y que continue siendo presidente del Mogi Mirim, club donde empezo su carrera.

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0

    kaskote333
    1:15 pm
    Diciembre 2nd, 2011

    GRAAANDEEEEEEEEEE RIVAAAALLLLLLDDDDOOOOOOOOOOO!!!!!!

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0