La madurez de Lionel Messi

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Si se describiera a un ser humano normal, a uno de aquellos que caminamos casual y causalmente por el mundo sin ser todo lo “especial” que un “elegido” es, podríamos especificar las etapas por las que se pasa desde la inocente niñez al torbellino de la adolescencia, y pormenorizar el ingreso a la sensata madurez camino a una sedentaria vejez que marca el curso de una persona cualquiera, uno más “del montón”.

Sin embargo, éste proceso de crecimiento, no es el caso de gente que ha tenido una vivencia fuera de lo común y con tintes diferenciados de existencia, de sensaciones, experiencias y hechos reales que tienen pocos puntos de comparación con aquella gente con quienes nos cruzamos en la escuela, el bar, el cine, el metro, y por las aceras a diario.

He leído hace pocos días una de las escasas y cortas entrevistas que Lionel Messi suele dar, esta vez para un medio escrito, en la que el crack argentino dejaba ver una faceta de su personalidad que a mi, por lo menos, me llamó la atención, porque por primera vez pude “adivinar” un Messi diferente… un Messi mayor, adulto, o camino a la primera etapa de la madurez, si queremos seccionarla a ésta en joven y media, rumbo al declinable y sabio estado de la vejez.

La sentencia: “Ya no juego tanto a la Playstation”, en palabras de Messi a sus 24 años, rozan la frontera de tal esperado cambio, y adquieren un significado de haber despertado a la realidad, a una realidad que para él ha debido permanecer oculta hasta no hace mucho tiempo, desde que cambió el “cascarón” de la Masía para airearse en el de una vivienda con su familia, y con su compañera de siempre, Antonella Roccuzzo.

La joven rosarina, inseparable del jugador del FC Barcelona desde su niñez, parece haberle guiado al crack blaugrana por las coordenadas de su propia y consolidada madurez que le han hecho declarar abiertamente a los cuatro vientos: “Sueño con ser Padre”… palabras que, para quien conozca más no sea un ápice la personalidad del hoy mejor jugador de fútbol del mundo, denotan que su manera de pensar y obrar, ya no son definitivamente las de aquél adolescente que aún todos tenemos en nuestra consideración al hablar de Lionel Messi.

Los tiempos del despertar a la realidad, o si queremos llamarle más apropiadamente, a las responsabilidades de ser un adulto, suelen no ser los mismos para unos que para otros, porque dependen de la “rigidez” de las circunstancias, y a veces, se me ocurre, es bueno aprender a escuchar al exterior desprovisto de tanta forzada y encorsetada fantasía.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. La maldita “sombra” de Lionel Messi
  2. Cuando Lionel Messi decidió ser fiel al silencio
  3. Primero Messi, después de Messi, nadie, y después de nadie, Cristiano Ronaldo
  4. Si Messi y Alves fuesen españoles…
  5. Hoy, “Chicharito” no es al Man-U lo que Messi es al Barça, pero…

Tags: , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios
Mostrando 1 - 1 de 1
    solamenteleo
    10:38 pm
    Diciembre 4th, 2011

    Sr. Eizmendi, para variar, aca estoy leyendo su blog. Me gusto mucho este que escribio sobre Lionel Andres Messi. Es muy emocionante ver como este chico va madurando, y te digo mas, ni el se la cree, que es el mejor del mundo, porque el lo dijo y lo reitero varias veces “yo no creo que sea el mejor del mundo” y con esas solas palabras te pinta que clase de ser humano es Lionel Messi. Saludos.

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0