De cómo llegar a mañana sano mentalmente

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1)
Loading ...

Se sea simpatizante de cualquiera de los dos, ya sea el Real Madrid o el FC Barcelona, hoy, España entera es un hervidero por donde uno vaya, es como si el tiempo se hubiese detenido y nada importara excepto el Clásico de esta noche en el Santiago Bernabéu.

Donde sea que uno mire, el país está cubierto de blanco o azulgrana, donde sea que uno escuche el Madrid y el Barça taladran tu cerebro, donde sea que uno ponga atención a lo que se diga, blancos y culés ocupan los espacios principales, se respira el fútbol en la soledad y se aborrece el fútbol en la multitud.

Si uno se abstiene de prestar atención a lo que está tácitamente expuesto en todas partes, más viviendo en Madrid, tiene una mínima posibilidad de no perder la sanidad mental y “sacarla barata” en un día irrepetible.

Si en cambio, uno no tiene la opción de “esconderse” de lo que resulta una obviedad, inclusive para aquél que no es amante del fútbol, la propia salud mental se ve “tocada”, y nada tiene que ver con ser partidario de uno de ellos.

Me explico, el “no poder evitar” meterse en le partido, en la antesala de lo que en horas sucederá, significa el hecho doloroso de informarse, de escuchar la radio, de leer la prensa, de ver la televisión y de escuchar al vecino, al viandante, al amigo y también al no tan amigo.

Si uno lleva a cabo cualquiera de las “acciones” del párrafo anterior, indefectiblemente ha entrado en territorio peligroso, porque se deberá “tragar” a una cantidad de “aberrantes opinadores” que prometen sus auténticas barbaridades como bálsamos de la verdad, por supuesto de sus propias verdades teñidas de blanco impoluto favoreciendo a los unos, o de un colorido azulgrana en patrocinio de los otros, que provocan el consabido rechazo desde la acera de enfrente.

Eso pasa hoy, a pocas horas de comenzar el partido más importante entre los dos mejores equipos del mundo sobre la faz de la tierra en la actualidad, y debo hacer un gran esfuerzo para mantenerme al margen de todo esta locura desatada y pasar por alto el descerebrado forofismo con que se vive la antesala de lo que podría significar perder la “sanidad mental” luego de la medianoche.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. ¿Hasta dónde puede llegar la irreverencia en el Fútbol?
  2. Barcelona y Madrid, como el agua y el aceite
  3. A la liguilla ‘no hay que llegar primero, sino hay que saber llegar’
  4. De cómo los errores, en ocasiones, se castigan
  5. Como Lady Gaga

Tags: , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1)
    Loading ...
Comentarios
Mostrando 1 - 1 de 1
    fronda82
    11:19 am
    Diciembre 11th, 2011

    Muy buena antesala de lo que vendría. Sr. Eizmendi. Recién hoy la leo, como a su otro post posterior al Madrid-Barcelona. Debo darle mi enhorabuena por su trabajo. Gracias, de verdad, es un gusto leer sus artículos periodísticos. Saludos.

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0