Más allá de la derrota

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

A quien sea un habitué conocedor de la Liga BBVA, no le extrañará que se realce cada dos por tres que los dos mejores equipos son, por muy lejana distancia futbolística, el Real Madrid y el FC Barcelona.

Todos los otros conjuntos que les acompañan en el contexto local, e internacional arriesgaría yo, se encuentran a un largo camino de acercárseles al fútbol que ostentan ambos, tanto en lo grupal como en lo individual. No hay parangones en el hombre a hombre… y menos, en el concepto y la práctica del funcionamiento como equipo; si pasa, por esas casualidades que tiene este deporte, que un día aparece un inspirado rival que le pueda sacar ventaja a cualquiera de ellos mientras estos se “despistan”, el juego de tal adversario debe ser perfecto, pulcro y con una marcada dosis de suerte para poder ganarles, de lo contrario ya se pueden dar por desterrados de la ilusión triunfalista.

Esto, es lo que le pasó al Málaga del Ingeniero Manuel Pellegrini en el encuentro de ida por los octavos de final de la Copa del Rey ante el Real Madrid de José Mourinho en el estadio Santiago Bernabéu.

A un equipo menor, como es la entidad del jeque Abdullah Bin Nasser Al Thani, con jugadores tan fuera de precio como timoratos, que se “encontraron” con un triunfo parcial en la parte inicial gracias al insomnio del Madrid, y con un técnico dueño de una apatía mayor que la indolencia que mostraron los blancos en ese primer tiempo, no se le puede exigir que despliegue carácter e imponga algo de lo que carece a partir de esa abulia intrínseca y endógena que siempre retrató de lleno al entrenador chileno… y ya se sabe lo que dice el refrán, “dime con quien andas, y te diré quien eres”, porque este equipo es fiel imagen de su técnico, y porque aparte de un apático e indolente Pellegrini, los jugadores del Málaga se contagiaron de las “señales inexpresivas y desmoralizadoras” que llegaban desde el banquillo y literalmente desaparecieron del terreno de juego, invadidos por un temor poseso en sus piernas permitiendo que un “histórico” 0-2 se transformara, en pocos minutos, en un 3-2 que corrobora lo dicho más arriba.

Los malacitanos habían terminado su partido de escasos 45 minutos en los que el Madrid estuvo ausente, y nadie les avisó que un encuentro de fútbol dura 90 minutos; dio tristeza ver como jugadores internacionales como el argentino Martín Demichelis, el holandés Joris Mathijsen, los medios como el francés Jèrémy Toulalan, los españoles Izco y Santi Cazorla, y el atacante Ruud van Nistelrooy, ya en el definitivo ocaso de su carrera, por nombrar a los más representativos que alistó el Ingeniero Pellegrini, preferían que terminase el “calvario” para huir lo antes posible a tierras andaluzas tan pronto como fuese posible.

Lo de caer “gallardamente” ante un mejor equipo, lo dejaremos para otra ocasión, porque esta vez, más allá de la derrota, sólo hubo vergüenza… y de la ajena, lo cual es peor aun.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. Más allá de la Corrupción
  2. Un final y un inicio de mala racha
  3. Al final, resulta que Mourinho tiene razón
  4. Mourinho existe y habla… luego habla y existe.
  5. Los hondureños deben dimensionar la derrota con Catalunya y no exagerar en el juicio

Tags: , , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios
Mostrando 1 - 1 de 1
    ojitosol
    9:46 pm
    Enero 4th, 2012

    Mourinho es un entrenaor “Vitro” ya que nunca jugo futbol,por eso muchas veces no sabe lo que habla la ignorancia es atrevida.

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0