La profundidad tan ansiada

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1)
Loading ...

Cuando uno estima mucho ‘algo’, ya sea a una persona, a una profesión, a un objetivo trazado como puntos más que de felicidad, de realización interior basado en sus propias creencias, sucede que puede dormir tranquilo y sentirse plenamente satisfecho consigo mismo, aunque toque de oído en la orquesta de la vida.

Mucho de estos ‘sentimientos’, me ocurren desde hace un par de partidos en que he visto al FC Barcelona, y no porque simpatice con el equipo culé, ni porque me suba al carro de la victoria del conjunto en el que juegan los 3 o 4, probablemente, mejores jugadores del mundo en la actualidad, sino porque simplemente compruebo que el desarrollo de un método de juego, tiene su prolongación en el aprendizaje de variantes constantes que provocan la evolución de un sistema, que viene a ser hoy en día, el mejor puesto en práctica por un equipo al servicio del fútbol.

La constante preocupación e interés de mejorar ese sistema por parte de Josep Guardiola en su equipo, le llevan al técnico a una búsqueda incesante de alternativas dentro del juego de posesión ya conocido en el Barça de cara al mejoramiento de su doctrina futbolística.

Las ‘mutaciones’ en el juego de los azulgrana se han ido acentuando con el correr del tiempo, lo cual demuestra, y debería servir de ejemplo para muchas otras disciplinas, que los cambios deben tener su orden natural de crecimiento, de desarrollo y de ‘puesta en escena’.

Este Barcelona de Guardiola ha soportado un progreso a través del tiempo que no tiene su nacimiento sólo con la figura del entrenador, sino y además, con la determinación de abrazar una idea común, actitud gregaria y espartana en la entidad a ojos vista, con unas ansias de mejorar constantemente que parecen no tener fronteras ni conformismo.

Hoy, la profundidad tan ansiada, como variante de juego, sin renunciar a la lateralización básica de su sistema, es, desde un punto de vista personal, un paso más en la dirección al crecimiento institucional que el Real Madrid no tiene interés en evaluar, contemplar e implementar para dejar de ser el mejor de los eternos segundos.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. La última Revolución
  2. La previa del Real Madrid-FC Barcelona
  3. Recuerdo muy bien aquella nota sobre la plantilla corta

Tags: , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1)
    Loading ...
Comentarios