El costo de aquella indolencia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

No hace mucho tiempo atrás, escribía un artículo titulado ‘La indolencia del Barça’, en el que argumentaba tras el partido que el FC Barcelona jugaba en Cornellá del Prat frente al RCD Espanyol, el inicio de lo vivido esta noche en el Madrigal ante el Villarreal.

En base a una indolencia que aqueja esta temporada a este equipo de Josep Guardiola en casos puntuales, el Barcelona ha ‘sacado’ otro empate y se ha descartado prácticamente de una persecución ‘acuciante’ sobre el Real Madrid para pelearle el título de la Liga BBVA al conjunto de José Mourinho, habiendo perdido ya 13 puntos fuera del Camp Nou.

El agravante de llegar a este punto, le viene a los catalanes desde variados orígenes en esta oportunidad, porque sumado a la desidia que ha demostrado el Barça jugando como visitante, debería sumarle el hecho de contar con una plantilla profesional corta y perseguida por la tremenda ‘rareza’ de las lesiones en el ‘polémico’ bíceps femoral, que ha ido mermando la plantilla blaugrana y, encima, por si fuera poco lo ya acotado… el golpe de gracia que significó el esfuerzo mental de haber pasado una eliminatoria estresante en la Copa del Rey frente, justamente, a quien persigue para lograr la liga, su eterno adversario, el Real Madrid, y las graves consecuencias psíquicas que esto ha ocasionado al conjunto de Guardiola.

Las causas principales, más espirituales y anímicas que futbolísticas, terminan por transformarse en la razón general y que devienen en el significado central de esta situación en la que está posicionado el Barcelona.

Una cosa ha llevado directamente a la otra en el equipo culé; la irregularidad en lo futbolístico, ha sido la causa indirecta de las flaquezas que la condición humana impone sobre las personas; el engaño de lo efímero que nos ofrecen las alabanzas, la gloria sin control y el ego natural de las personas que repercuten en todos los seres vivientes, han sido el origen de este Barça que vimos hoy frente al Villarreal.

Así ha llegado a este punto terrenal la escuadra que dirige Josep Guardiola, a través de una suma de factores que degeneran en el hartazgo futbolístico, en el cansancio mental de sus jugadores, quienes no es que no quieran hacer las cosas bien, sino que, simple y llanamente, no pueden, porque sus espíritus, sus estados anímicos, llegaron a un estado de punto final.

El Barça necesita ‘descanso mental’, lejos de la exigencia constante que se le pide para que demuestre cada día que es el mejor equipo del mundo, nadie puede ser perfecto y es hora de dejarles descansar para que en un tiempo futuro podamos volver a ver su fútbol exquisito; hoy ya no pueden, ha quedado claro.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. Recuerdo muy bien aquella nota sobre la plantilla corta
  2. La Indolencia del Barça
  3. Denominador común para el Barça y el Madrid
  4. Incidencia de la preparación física en estos Barça-Madrid
  5. El precio del Balón de Oro

Tags: , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios