La eterna frustración francesa

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Cuando ‘sospechosamente’ en el corto periodo de sólo un mes, se llevaron ‘sorpresivamente’ a cabo, no uno, sino dos controles antidoping en las instalaciones del FC Barcelona, apenas si los medios de comunicación se pronunciaron en contra de lo que se veía venir era una ‘clara persecución’ al fútbol español y, por ende, al deporte de este país.

Aquellas ‘visitas’, no exentas de ‘extrañeza’, de los emisarios de la UEFA a la ciudad deportiva Joan Gamper, fueron diluyéndose y calmando el resquemor que sintieron los dirigentes catalanes gracias a la inocencia manifiesta de los controles pasados con éxito por los jugadores blaugrana, y así, la ‘molestia’ quedó en la nada.

Hoy, meses más tarde de aquellos hechos curiosos acaecidos en Can Barça, los controles del deporte mundial vuelven al ataque con el ojo avizor bien abierto y hurgando de nueva cuenta con la traición de la sorpresa, buscando la ‘prueba del delito’ que puede que nunca encuentren porque, simplemente, ésta, no existe en la medida que no vaya más allá de lo permisible y aceptado… porque un bofetón bien puesto, no significa que haya transgresión y crimen.

A partir de la sanción al ciclista Alberto Contador, por considerar que en el Tour de Francia del 2010 llegó a incurrir en un doping con clenbuterol, la misma causa por la que la FIFA sobreseyó hace poco tiempo a 5 jugadores mexicanos en la Copa Oro del pasado año, los estamentos mundiales encargados de controlar el dopaje parecen estar a la caza del primero que se mueva en la dirección incorrecta.

Esta misma mañana, la última ‘intervención’ atacó Mallorca; allí, ni bien levantado de su cama, el tenista Rafael Nadal, recibió, nuevamente de repente y sin tan previo aviso, a los encargados de impartir el veredicto que mal persiguen y continuarán persiguiendo.

No vale la pena, quizás, recurrir al tema ya mundialmente trillado de los Guiñoles franceses poniendo en ridículo al deporte de ‘este lado’ de los Pirineos, para dejar claro que la ‘ofensiva’ orquestada desde un país vecino que no gana nada en lo deportivo desde hace muchísimo tiempo, se cierne como un ataque sin piedad y sin memoria sobre todo lo que huela a jamón serrano y tortilla de patatas, esto último, por las innumerables historias que aún escuecen del ‘otro lado’ de los Pirineos cuando la permisividad y la tolerancia pusieron punto final a una práctica que se había tornado en acostumbrada a los inventores de la ‘Línea Maginot’, uno de los  mayores fiascos defensivos de la historia mundial.

En Francia, el complejo del libre pensamiento, el fracaso, la frustración y el lógico dolor de saber que hoy no existe identificación deportiva con nada similar al triunfo, me recuerda la banalidad del Ministro de Defensa André Maginot, quien concibió la mayor línea de defensa construida en el mundo moderno provista de una gran complejidad tecnológica y militar, para terminar perdiendo inexorablemente en la Segunda Guerra Mundial.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. Yannick Noah y el Fútbol Español

Tags: , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios