El hoy de Gerard Piqué

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Sus documentos rezan que es Gerard Piqué Bernabéu, de 25 años recién cumplidos. Que es Campeón del Mundo y de Europa con España, campeón de todo con el FC Barcelona, que era tenido en cuenta como uno de los mejores defensas del mundo hasta la temporada anterior, que se caracterizaba por su corpulencia, excelente colocación sobre el terreno de juego, por ser casi infranqueable en el uno contra uno y por su gran calidad a la hora de salir con el balón jugado desde atrás, con condiciones futbolísticas y atléticas envidiables que hacían de este ‘chaval’ una promesa constante de presente y futuro en el fútbol español… y, además, como si todo este historial fuese poco, en el plano de su vida personal es, aparentemente, un agraciado por estar relacionado sentimental con todo un icono del mundo del espectáculo como lo es la cantante colombiana Shakira y ser, en sus ‘ratos de ocio’, modelo profesional para pasear su porte y elegancia en las pasarelas de exposición mediática, en las que más que acrecentar su ya concebida fortuna económica, paseaba con altivo orgullo su ego a nivel internacional.

Sin embargo, después de disputar el Mundial de Clubes que su equipo, el Barça, obtuviera en Japón ante el Santos FC de Neymar el pasado mes de diciembre, algo comenzó a quedar confirmado en el bajo rendimiento futbolístico de Piqué que habíamos comenzado a intuir tras la conquista del título ecuménico.

Para ser sincero, los cambios en Gerard Piqué comenzaron ya en los festejos sobre el autobús descapotable por las calles de Madrid, inmediatamente haber ganado el Campeonato del Mundo en Sudáfrica, cuando en un momento inesperado, le lanzó un escupitajo a Pedro Cortés, por entonces delegado de los flamantes Campeones del Mundo, en una actitud desagradable y tan reprobable como su gesto de la ‘manita’ al Real Madrid tras el 5-0 en el Camp Nou la temporada pasada.

Desde entonces, al margen de su polémica actitud personal que no juzgaremos para centrarnos en la deportiva, Gerard Piqué, aquél jugador que fue comparado al extraordinario ‘Kaiser’ germano Franz Beckenbauer por su calidad futbolística y que prometía ser una referencia entre los defensores de la historia del balompié mundial, ha comenzado una travesía que parece no tener visos de final feliz en la faz deportiva a menos que encuentre ‘su norte’ y retome la senda del trabajo a conciencia, tanto en lo físico y futbolístico como en su conducta personal.

Se entiende que es un chico joven, inteligente, ambicioso, que a una temprana edad ha obtenido casi todo lo que un ser humano ansía conseguir en la vida, pero, que debe comprender aún que la fama, el dinero, el amor y los placeres no lo son todo cuando el prójimo aconseja tener más de dos dedos de frente para ser ecuánime con las acciones que el sentido común aconseja tomar, sobre todo, cuando lo que corresponde es mantenerse alejado del engreimiento, el egoísmo y la soberbia desmedida.

En la medida que el ‘3’ del Barcelona imite el silencioso comportamiento y la postura humilde de Lionel Messi, que vive ‘por y para’ y no ‘del’ fútbol, puede que ‘Piquenbauer’ vuelva a encarrilarse en el camino que abandonó hace un buen tiempo ya.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. La vergüenza de Gerard Piqué
  2. La pastilla equivocada
  3. ¿Es el FC Barcelona el mejor equipo del mundo?

Tags: , , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios