Siempre está donde debe estar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

En el FC Barcelona, se presume de contar con Lionel Messi, con Xavi Hernández, con Andrés Iniesta y demás ‘laderos’ de calidad en el toque, en la creación de ese juego ofensivo característico del conjunto blaugrana, sin embargo, a día de hoy hay un hombre mucho más importante que ellos en el que la plantilla de Josep Guardiola se apoya para crecer en confianza a partir de su trabajo encomiable, desinteresado y sin renunciamiento, a la entrega incondicional en beneficio del equipo.

Por sobre la figura incuestionable de Carles Puyol, el capitán del Barça, otro jugador de condiciones similares se ha ido ganando la confianza no sólo del técnico y sus compañeros, sino y además, de la afición; esos mismos seguidores culés que hoy no renuncian a colocar en el once titular a todo un referente como es el argentino Javier Mascherano.

El ‘Jefecito’, de a poco, ha ido metiéndose en el corazón del ‘hincha’ azulgrana y también en el de sus compañeros; Guardiola duerme tranquilo con su presencia en el plantel, sabe el técnico catalán que cuando el Barcelona ha extrañado la presencia de ‘Puyi’, Mascherano ha sido ese alguien que ha sostenido desde el anonimato de su trabajo, desde la entrega de su sacrificio, y, sobre todo, desde la inteligencia de su postura, el hombre en el que descansaba la fortaleza espiritual de este conjunto.

Si Valdés se relaja y comete un desacierto en una de sus habituales entregas cortas, si Piqué se despista pecando de lentitud o incorrecto anticipo, si Alves no regresó a tiempo sobre su lateral o Abidal sobre el opuesto, si el mismísimo Puyol quedó fuera de posición en el retorno posicional, si Xavi, Iniesta, Cesc o Busquets, no pudieron hacer la cobertura defensiva apropiada y quedaron mal ubicados para la recuperación del balón, si los de adelante, Messi y compañía, perdieron la pelota y no llegaron a cerrar espacios que aprovechó el rival para plantarse frente a Valdés, entonces es cuando aparece el incombustible, el incansable, el que siempre tiene un resquicio de aire secundado por su silencio, para llegar a la cobertura ‘in extremis’ y hacer que las circunstancias del juego que propone el Barça, vuelvan a fojas cero, ha sido esta temporada el ‘todoterreno’ argentino.

Tanto se ha vuelto imprescindible el defensa sudamericano para este Barcelona en el control del juego, como proporcionalmente su ausencia daña el equilibrio anímico del equipo cuando las circunstancias son negativas en la recuperación y la adversidad; porque es verdad que se genera juego vistoso con la calidad de los que saben con el balón en sus pies, pero, también es cierto que para proporcionar esa ‘calidad’, se debe contribuir desde la abnegación sin límites de la testosterona que aporta Javier Mascherano.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. Recapacitar nunca está de más
  2. Sólo Florentino Pérez puede detener esta paranoia
  3. ¿Hasta dónde puede llegar la irreverencia en el Fútbol?
  4. Simplemente el mejor
  5. La Soberbia que mata al Barça

Tags: , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios