Los 101 goles y Cruella de Vil

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1)
Loading ...

Walt Disney dejó un cuantioso legado de películas que a día de hoy son recordadas con absoluto cariño infantil; su decimoséptima entrega al mundo del cine fue titulada ‘101 Dálmatas’, en la cual el personaje principal se llamaba Cruella de Vil, encargada de conseguir malvadamente su propósito de conseguir la cantidad de 101 perros dálmatas a costa de lo que fuese necesario.

En un parangón que se me ocurre hasta gracioso con José Mourinho, para no entrar en el análisis objetivo que debiera conducir a una ácida crítica hacia el técnico del Real Madrid, atino a equiparar la película de Disney con la reciente obtención de un sano propósito deportivo, que establece una marca de acceso a la historia del fútbol al lograr el equipo blanco, mediante su tridente ofensivo integrado por Cristiano Ronaldo, Karim Benzema y Gonzalo Higuaín, la muy difícil suma de 101 goles en lo que llevamos de temporada.

Cruella de Vil, hubiese satisfecho quizás su ambición en la consecución de esa cantidad de abrigos, a eso no lo sabremos nunca, pero, lo que si adivinamos es que este Real Madrid, y su particular personaje comparable a la vampiresa cinematográfica de Disney, no se detendrán en dicha cifra e irán a por más en lo que resta de temporada.

El objetivo, totalmente realizable, de establecer una marca digna de récords, superando con creces la cifra actual que me parece grandiosa y muy difícil de alcanzar por otros equipos de fútbol, se empaña por las formas impropias de actuar del entrenador portugués, quien en lugar de basarse en el rendimiento que hace de este Madrid uno de los mejores equipos del mundo hoy por hoy, desvirtúa con declaraciones impropias de un sabio conductor, el logro que en gran parte es gracias a su encomiable trabajo.

Tras la fecha de Champions League, no solamente ‘envía’ a su portavoz Eladio Paramés a ‘echar leña al fuego’ con afirmaciones que hasta un niño adivina salen de su puño y letra, sino que además, insiste personalmente en negar validez de logros al adversario de siempre, el FC Barcelona, sin miramientos ni contemplaciones éticas de ningún tipo cuestionando el arbitraje de su quinta semifinal consecutiva de Champions League frente al Chelsea inglés.

En lugar de cerrar filas en torno a su club y trabajar para la causa principal, que es la obtención de la Liga BBVA y la Champions con el Real Madrid, Mourinho se queda en la crítica artera y hasta de mal gusto, sin comprender que en ocasiones los goles, así sean el doble de los que su tridente ha conseguido, de nada servirán si estos no vienen acompañados de títulos, que son los que, al fin y al cabo, cuentan para su ya glorioso curriculum personal y el de la institución para la que trabaja… en ese riguroso orden de su propio interés.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. Entre el perro y el gato
  2. Real Madrid, si no ahora, ¿Cuándo?
  3. Tarde… Demasiado tarde para el Real Madrid
  4. El hambre que todo lo puede
  5. Un Real Madrid de alternativas

Tags: , , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (1)
    Loading ...
Comentarios