Yo también he conocido a Guardiola

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

He leído un par de artículos de un periodista español en los que ahonda magnánimamente en la figura de Josep Guardiola con los que disiento; en tales escritos, eleva al técnico del Barcelona a la categoría de semidiós que ha surcado los mares haciendo oídos sordos al canto de las sirenas que, posiblemente, de haberlas escuchado, en lugar de haberle ‘defenestrado’, sólo le hubiesen humanizado.

No voy a discutir los argumentos técnicos en los que se basa Martí Perarnau en sus blogs, que de él se trata, donde justifica a conciencia y puntillosamente los postulados tácticos y estratégicos a lo largo de la estancia de Guardiola como entrenador en el FC Barcelona, los cuales comparto a medias… y porque no pretendo hacer hincapié en ese particular aspecto.

Es totalmente cierto que para haber puesto al conjunto culé en el sitio que ha conseguido colocarlo a través de largos y difíciles cuatro temporadas, la capacidad laboral del estratega catalán tiene que haber sido loable y lógica para destacar; de ello no hay ninguna duda; 14 títulos en 48 meses le avalan de sobra para callar muchas bocas antagónicas.

Sin embargo, y aquí pretendo arribar, no comparto en absoluto que se rehuya la causa principal de lo que se avecina en Can Barça, endiosando al ya ex técnico del conjunto azulgrana y comparándole a una deidad de imprescindible presencia para el éxito, cuando el legado moral y espiritual que deja en sus futbolistas es de preocupar para el futuro del Barcelona.

No se puede, ni se debe, ignorar el comportamiento humano de Guardiola, siendo que él mismo es, en mi concepto, el causante directo del fracaso deportivo blaugrana en la parte final de la temporada, algo que Lionel Messi deja leer entre líneas en sus declaraciones de ayer, cuando asevera dejando al descubierto su sentir personal, y consecuentemente del equipo, que se ‘sorprendió y entristeció’ cuando se enteró por parte de su entrenador, de que dejaría de dirigir al conjunto del Camp Nou tras la final de la Copa del Rey ante el Athletic de Bilbao.

Por ello, es que si bien concuerdo en que Guardiola es el autor principal de la gloria que concretó el FC Barcelona en su gestión, también sostengo que él es el directo culpable del fracaso consumado en la Liga BBVA y en la Champions League, los dos torneos más importantes y trascendentales de la temporada futbolística europea, más aún, sabiendo el de Santpedor de la dependencia espiritual que ante sus propios jugadores, él mismo se había encargado de tramitar desde que asumió su cargo en aquella tarde de Soria, cuando en el arranque de la Liga 2008-2009 el Barcelona perdió ante el Numancia por la mínima diferencia… esa pequeña diferencia que el Señor Perarnau prefiere obviar en este final feliz… como épicamente lo describe.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. La noche que Guardiola se disfrazó de Mourinho
  2. El secreto peor guardado de Pep Guardiola
  3. El sufrimiento que Guardiola comprendió más que nadie
  4. Como sin Guardiola y sin Mourinho
  5. El rotundo fracaso de Guardiola

Tags: , , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios
Mostrando 1 - 1 de 1
    copndor47
    12:50 am
    Junio 2nd, 2012

    hola estimados senores de Univison por que ustedes no transmiten partidos de la eliminatorias de sud-america saben que aqui hay suficientes hispanos de latinoamerica que puedan disfrutar de este enlace y les podrian subir el rating en deportes traten de obtener este enlace de cualquier juego de la Commebol gracias

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0