España encuentra a su peor rival

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Con su angustioso triunfo frente a Croacia en esta Eurocopa, en la ciudad de Gdansk, Polonia, la Selección de España dejó al descubierto una de las caras más preocupantes del ciclo de Vicente del Bosque dirigiendo al actual Campeón del Mundo y Europa, y descubrió en sí misma, al peor adversario que tendrá en los tiempos por venir.

Camino al inicio del encuentro, a la salida de los vestuarios rumbo al terreno de juego, y por varias veces repetidas, pudimos ver los rostros apesadumbrados de cada uno de los futbolistas de ‘La Roja’ con gestos de intranquilidad, de nerviosismo y hasta de cierto temor; una imagen, que en la antesala del partido frente a los de Slaven Bilic, presagiaba la tormenta interior de cada uno de los integrantes del combinado español en esos minutos trascendentales para un jugador de fútbol ante situaciones límites, como sería esta ante los balcánicos.

He podido ver que siempre, hasta en los prolegómenos de la final del Mundial de Sudáfrica frente a Holanda y en la pasada final de la Eurocopa ante Alemania en Viena, una mínima muestra de ánimo existía para alentar y estimular al compañero previo a una realidad que impartía respeto, donde lo correspondiente era romper esa ansiedad controlada con una palabra, un apretón, una palmada o un simple guiño cómplice para salir confiados a jugar el partido.

Sin embargo, anoche en Gdansk nada de eso que queríamos descubrir previo al lance, ocurrió en las huestes de Vicente del Bosque, porque, inclusive, ni el mismo entrenador, a la vera de sus hombres en esos ‘cruciales’ momentos, se atrevió más allá de una tímida corrección táctico-técnica.

El presagio de la angustia tenía sus fundamentos mentales, no existió, en mi modo de analizar lo ocurrido, nada asimilable a una mala interpretación de juego, ni mucho menos de estrategia; En el aspecto futbolístico, España respondió a lo esperado, a su sistema y a sus variaciones del mismo, como ha sido en todo este nuevo ciclo, desde aquella ya casi lejana asunción del mando por parte de Luis Aragonés hasta este agraciado presente de Del Bosque.

Una suma de factores extra deportivos, que servirán a partir de ahora, esperemos…, fueron los causantes de un ‘atenazamiento’ mental, como lo reconocieron a posteriori, Iker Casillas y el mismo estratega salmantino, que produjo un ‘bloqueo’ en las ordenes que acostumbradamente el cerebro envía al músculo, y que felizmente, para España, Cesc Fábregas ignoró en el pase medido para Andrés Iniesta y en el toque rápido de éste para Jesús Navas sobre el bienaventurado minuto 87.

El peor rival de todos ha quedado individualizado, y ya se le reconoce en el seno de la concentración de Gniewino, ahora, es misión de todos los implicados desterrarlo para siempre.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. Así en España como en México
  2. El secreto peor guardado de Pep Guardiola
  3. Las críticas sin un buen sentido
  4. La cara y cruz de España
  5. La incapacidad y repercusión del pseudoperiodismo en España

Tags: , , , , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios