Una locura fabulosa llamada fútbol argentino

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Matices de todo tipo dejó la última fecha del fútbol argentino, tanto en la parte de arriba como en el ascenso.

Arsenal de Sarandí, la criatura futbolera del presidente de la AFA, Julio Grondona, el equipo que menos hinchada tiene del fútbol argentino, uno de los clubes más humildes que recorrió todas las categorías para llegar a primera, que fue fundado allá en enero de 1957, que sigue siendo apuntado por muchos hinchas como el ´gran beneficiado´ del torneo por su relación con Julio Grondona,un ridículo  pensamiento incoherente, salió campeón por primera vez en su historia de la mano de un técnico de bajo perfil, pragmático, muy trabajador y respetado en el ámbito futbolero, Gustavo Alfaro.

Y si eso fuera poco el subcampeón del torneo Clausura es otro de ascendencia humilde aunque con orígenes ingleses, Tigre, el club de la localidad de Victoria, nombre dado por aquella legendaria reina inglesa, se salvó del descenso tras una gran campaña que puso en vilo a la organización que maneja Grondona, si Tigre ganaba pudo haber sido el primer campeón que descendía, una cosa de locos debido al obsoleto sistema de los promedios, pero no, el equipo manejado por Rodolfo Arruabarena, aquel marcador de Boca Juniors y del Villarreal de España, fue segundo y merecidamente elogiado por todos.

Vélez Sarsfield quedó tercero y Boca fue cuarto y sin poder lograr el primer título de los tres a los cuales aspiraba el club ´xeneize´, el Clausura, la Libertadores y la Copa Argentina, estos dos últimos están todavía en disputa.

Racing e Independiente, los dos grandes de Avellaneda, vecinos de Arsenal, terminaron dando pena y con promedios preocupantes para el torneo que viene, en tanto San Lorenzo de Almagro, otro de los llamados grandes (¿o ex grandes?) respiró eufórico al salvarse del descenso directo e ir a jugar la promoción frente a un equipo cordobés, Instituto.

Por último la nota ´grande´ de la última fecha, el ascenso de River Plate a primera división (Quilmes también ascendió) tras vencer a Almirante Brown 2-0 con doblete de David Trezeguet. Festejo ´millonario´ (aunque de millonario tenga poco) en pleno obelisco de la capital federal argentina, quien te ha visto y quien te ve, la afición riverplatense celebrando el ascenso a primera.

El legendario portero de River, Amadeo Carrizo respondió cuando le preguntaron del ascenso: ´River no debería festejar ningún ascenso, por favor´.

Así, con retoques similares a una película surrealista de Woody Allen o Federico Fellini, el fútbol argentino llegó a la última fecha con dramatismo fílmico y desenlace increíble. Como en una tienda turca, hubo de todo y para todos, tanto que el club más chico fue campeón de la A y el más grande campeón de la B.

Aunque usted no lo crea.

Related posts:

  1. River Plate y el fútbol argentino juegan en el descenso
  2. El Diego vs. el Checho… Y la guerra del fútbol argentino
  3. El extraño presente del fútbol Argentino
  4. Los barras bravas apestaron al fútbol argentino
  5. Don Julio, el dueño de una estancia llamada AFA

Tags:

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios