De la alegría del Corinthians al adiós de Riquelme

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Por primera vez en su historia el “Timao” se coronó campeón de la Copa Libertadores, fue una hazaña si se quiere del equipo ” menos brasileño” de los que compitieron en el torneo de clubes.

Un “laburador” de la cancha sin grandes figuras que fue volteando rivales a fuerza de una marca a presión en todo los rincones del campo de juego, una estrategia digna de un equipo no brasileño.

Pero Corinthians y su entrenador Tite, con ese estilo sacrificado, entraron en la historia grande de la Libertadores. Hacía cinco décadas que Corinthians, con la segunda hinchada más numerosa de Brasil, buscaba el trofeo, y se le dio en la versión 53 nada más y nada menos que ante Boca Juniors con un empate por 1-1 en la ida y un triunfo por 2-0, doblete de Emerson incluído, en la vuelta.

Para tener una idea del buen trabajo realizado por el campeón actual, basta recordar que fue campeón invicto con una defensa férrea y bien firme, tanto, que recibió solo cuatro goles en 14 partidos, un récord realmente.

Este fue el título 16 de Brasil en la Libertadores, Sao Paulo (3), Santos (3), Internacional (2), Gremio (2), Cruzeiro (2), Vasco da Gama (1), Flamengo (1) Palmeiras (1) y ahora Corinthians celebraron. El último campeón argentino fue Estudiantes de la Plata en el 2009, de ahí para acá los brasileños impusieron su marca.

En tanto, Boca Juniors, desmantelado luego de la derrota en la final, transita por un nuevo rumbo, accidentado y confuso. A minutos de la victoria de Corinthians, en plena salida del vestuario, Juan Román Riquelme anunció su salida del club ” xeneize”. Un balde de agua fría para el àmbito futbolero argentino.

¿Riquelme deja Boca?

Román indicó que ya no estaba motivado para seguir en la institución y días después se supo que sus desencuentros con el DT Julio César Falcioni, y también con una parte de la dirigencia boquense, se habían acentuado.

Caprichoso, polémico, punzante en sus declaraciones, talentoso y el cerebro de Boca, es también  ídolo de la mitad más uno, aunque ya recorra el otoño de su carrera. Quiero imaginar que en su intimidad Riquelme sabe que no está ya apto para seguir peleando con Boca por títulos ” pesados” y no podrá responder a las exigencias de un club que debe ” ganar todo”.

Con 34 años en las alforjas y lesiones que lo acosas de manera seguida, Riquelme está condicionado a un futuro muy limitado y por más que esté enojado con el DT y el presidente de Boca y los hinchas no quieren que se vaya, el tiempo y el físico se encargan, silenciosamente, de pasarle la cuenta.

Así, Corinthians no sólo levantó el título copero sino que de paso ocasionó en el club argentino un ” Timao” (Huracán) de primer orden cuya consecuencia deja una resonancia doble, ya que además de la frustración por la derrota, quedó sentenciado el alejamiento del ídolo máximo de la afición ” xeneize”.

La fiesta fue toda brasileña, la amargura y la incertidumbre del futuro se lo llevó completamente Boca Junors.

Related posts:

  1. La alegría de Ronaldinho, la tristeza del ´Burrito´
  2. México, adiós Copa Oro y bienvenida Copa América
  3. Messi, el adiós de Bielsa y la caída de España

Tags:

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios