El conformismo de los mediocres

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

La de los futbolistas que aceptan su suplencia sin intentar un cambio radical a su existencia, es una rara especie que se anida en cada institución, en esas plantillas que sólo les tienen reservado el cartel de suplentes en primer grado y la titularidad en caso de que el dueño del puesto se haya lesionado o esté privado de jugar en una determinada jornada.

La lista es tan numerosa como la cantidad misma de equipos alrededor del mundo, pero, no voy a que esto no pueda existir, porque bien es cierto que cada club necesita contar con un número mayor de ‘empleados’ de los que se necesita para poder integrar el once titular, por lo tanto se entiende la suma de elementos; lo que no comprendo es cómo un futbolista que se considera a sí mismo capacitado de ser un habitué al primer equipo, acepte con el tiempo una suplencia que termina haciéndole mal a su persona.

Hay muchos jugadores de fútbol con tanta calidad contrastada como para ser un ‘número puesto’ de cualquier equipo de categoría y sin embargo, aceptan su condición de ‘segundos’ en la entidad en que se encuentran ‘atrapados’, aparentemente felices, para no perder según ellos lo ven, su ‘lugarcito’ en un club de renombre a sabiendas de que no pasarán de ser el ‘eterno suplente’ de la ‘estrella’ que se desempeña en su posición.

Están, también, los que en algún momento reniegan por una u otra razón, a continuar en esa conformista tesitura y deciden dar un paso al frente cuando el camino adelante se les ha tornado tan angosto que ni siquiera su egocentrismo pasa por la delgada línea del orgullo que han perdido.

Y finalmente, están aquellos que deben ser forzados y hasta humillados a dejar su lugar en la institución a la que se aferran instintiva e inúltimente, con la sensación de abandonar su insensata actitud más por que les echan que porque acepten sus condiciones de inservibles para tal causa.

No me iré por las ramas con tantas situaciones de similitud de casos en el fútbol en general, y para poner cara a los ejemplos sólo nombraré un par de futbolistas de solamente un club; el Real Madrid de José Mourinho, para tener el parámetro de medición con lo expuesto, tiene en el primer grupo de prototipos a Kaká, Lass Diarra, Esteban Granero y Raúl Albiol; en el segundo a Fernando Gago y Hamit Altintop; quedando como modelos del tercer clan Sergio Canales y Pedro León.

En síntesis, que mucha gente podría estar de acuerdo con el segundo grupo, ese pequeño puñado de futbolistas que en el amor propio tienen el antidoto al inconformismo que aterra, en ocasiones, al ser humano y con tales argumentos identificarme sin contradecir a los que piensen lo opuesto.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

Related posts:

  1. La contundente derrota de Mourinho
  2. El fatídico regreso al ‘trivote’
  3. Al Clásico de la mano del Trivote

Tags: , , , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios
Mostrando 1 - 1 de 1