El gran error del ‘Loko’ Bielsa

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

En realidad, no necesitaba conocer lo que textualmente Marcelo Bielsa les dijo a sus futbolistas tras perder las finales de la Europa League y la Copa del Rey de la pasada temporada, frente al Atlético de Madrid y el FC Barcelona respectivamente, para contar la historia recurrente y triste de lo sucedido en el corazón del vestuario del Athletic de Bilbao.

El grave error del técnico argentino, perdón por el atrevimiento Sr. Bielsa, no descansa en nada de lo dicho, en poco de lo hecho y en mucho de lo decidido luego de haber sucumbido de tal manera, en ambos partidos, donde se debía cumplir no solamente ‘con un pueblo’, como lo pone Bielsa en su ‘discurso público’, sino, y lo que es mucho peor aún, con ellos mismos, con los jugadores mismos, con aquellos ‘pequeños burgueses’ que creyeron que ya lo habían ganado todo sin jugar los minutos trascendentales para acceder a la inmortalidad de la que tomaron distancia en Bucarest y Madrid.

Allí falló el entrenador rosarino, en asumir que un colectivo vasco, por el simple hecho de representar a un pueblo con sentido del honor y el esfuerzo, saldría vistiendo una camiseta para ‘dar la vida’ por unos ideales en los que sólo Marcelo Bielsa creía.

Recuerdo muy bien, todavía, aquella historia de viejos años pasados, en que ya conocedor de que su carrera como jugador no le serviría para forjarse un futuro, se asoció con Raúl Delpóntigo, para explotar comercialmente un quiosco de diarios y revistas en la esquina de 3 de Febrero y Ayacucho, en Rosario, desde donde con su amigo y ex compañero de Newell’s Old Boys, Instituto de Córdoba y la selección juvenil argentina, recorrían las mañanas rosarinas en una bicicleta encargándose del reparto de diarios; luego, tras 10 años el negocio se disolvió y dio paso a su explosión como director técnico.

Toda una muestra de asumir consecuencias con su manera de entender la vida, esa misma que pensé respetaba hasta estos días en el País Vasco, en que busco comprender que la cordura tiene caminos tan disímiles como las decisiones que se toman, aunque no siempre lleguen al lugar pretendido.

Quizás ahora, recién ahora, después de conocer las desgarradoras palabras del técnico a sus hombres, tras las dos finales perdidas, se pueda palpar el verdadero significado del llanto de los futbolistas del Athletic de Bilbao sobre el campo de juego a la conclusión de aquellos partidos, un llanto del que aún ni los jugadores han superado, ni Bielsa ha procesado en la dirección debida.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. El alojamiento de Marcelo Bielsa
  2. Bielsa, Belauste, y el camino de la convicción
  3. Bielsa, Simeone y una final con acento argentino
  4. La loable renuncia de Marcelo Bielsa
  5. El error de Vicente del Bosque

Tags: , , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios