No se alcanzaron los objetivos establecidos

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

‘No se alcanzaron los objetivos establecidos’, con estas simples y trilladas seis palabras se intentó justificar una medida tan errónea como la misma decisión en su mero origen; a quien no se le haya pasado por la cabeza que era una utopía intentar compaginar un modelo caprichoso de juego en una institución con valores futbolísticos dispares a los que se buscaba implementar en las Chivas de Guadalajara, que levante la mano.

Desde el principio de este proyecto, donde la fatídica aventura de traer a un hombre con los palmarés de Johan Cruyff para que los insertará en la entidad tapatía se tornaba anodina, desde el momento de su contratación, marcamos y exaltamos las imposibilidades de que el éxito fuese a acompañar a Jorge Vergara Madrigal con la llegada, como Asesor Deportivo, del ahora dirigente holandés.

El organigrama del Rebaño Sagrado, ni de ninguna entidad azteca, está preparado para absorber una metodología tan alejada mentalmente de la estructura de juego que se puede desarrollar en México, y me temo en toda Latinoamérica.

Como punto de partida, fundamental y ‘descalificatorio’, para que un club como el Guadalajara hubiese analizado con los pies sobre la tierra la factibilidad de la idea, se debió partir de la comprensión que el modelo originario que Cruyff quería llevar a cabo, no era viable de instruirlo en una disciplina como la de Jalisco.

Si a esa imposibilidad de montar una infraestructura deportiva como la ‘escuela holandesa’, se le hubiese sumado la certeza de saber que el adoctrinamiento docente por parte del mismo ex técnico del Ajax, del FC Barcelona y actual de la Selección Catalana, hubiese sido prácticamente imposible, como se demostró con el correr del tiempo, este momento de rotura de relaciones, de pérdida de tiempo, y todos los de angustia institucional y deportiva para las Chivas, se hubiesen evitado con sólo una pizca de sentido común.

El proyecto ‘Cruyff’, fue un fracaso que arrastró la decepción de un aficionado que soportó en demasía las ‘histriónicas’ e incomprensibles determinaciones de un presidente, y su gente de confianza, que debió someter una idea de difícil puesta en escena a una opinión más cerca de la realidad mexicana, y no tan alejada de las pretensiones, las herramientas, el material humano y el contexto en que se desenvuelve el conjunto rojiblanco.

Seguramente de las equivocaciones se aprende, es lo que nos queda por pensar como aliciente para la próxima vez.

Robert Eizmendi

 

Related posts:

  1. Larga Distancia
  2. A buen entendedor, pocas palabras
  3. En las finales de Centroamericana los entrenadores tienen objetivos diferentes
  4. La encrucijada de las Chivas de Guadalajara
  5. El romance de Johan Cruyff con el poder

Tags: , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios