¿Se salvará así el Fútbol Argentino?

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Nadie es ajeno en Argentina, y en el mundo del fútbol en general, que el interés por el balón, y lo que lo rodea en aquel país, ha caído en desgracia deportiva, y que ya los valores que despuntan del origen, otrora rico en calidad de futbolistas para el mercado, no es más lo que solía ser en antaño.

A la época dorada de exportaciones de talentos del ‘fútbol gaucho’ se le ha pasado su tiempo, y cualquiera podría aseverar que nombrar en la actualidad un futbolista de calidad constatada que provenga del balompié argentino y que sea plausible de éxitos, es una misión poco más que inviable.

Ante la ausencia del viejo suceso de sus futbolistas y de sus directores técnicos, en y desde Argentina, con los problemas generados por las luchas de medios que no tienen otra finalidad que atesorar la mayor cantidad de dinero posible poniendo al fútbol de por medio, con los brotes de violencia en los estadios y fuera de ellos, más la utilización que hacen los señores de pantalones largos de sus instituciones, apuran una respuesta con nombres y apellidos para salir de una crisis deportiva a la que no le encuentran otra solución más que volver al pasado.

Ramón Ángel Díaz, un entrenador que antes fue futbolista en River Plate, su equipo de toda la vida en Argentina, y en donde brillara como jugador y obtuviera grandes éxitos dirigiendo al primer equipo en la década de los 90´s, ha regresado para conducir técnicamente al conjunto millonario, un año más tarde de haber experimentado la angustia de la Segunda División.

Carlos Bianchi, buen delantero como jugador de Vélez Sarsfield, y exitoso entrenador de la misma entidad, y que fuera luego el técnico que elevara a la condición de uno de los mejores equipos del mundo a Boca Juniors en los primeros años del nuevo siglo, también ha retornado al fútbol para dirigir al conjunto de la Bombonera.

Ambos sostienen, además, las curiosas coincidencias de encaminarse a su tercer mandato en dichos clubes, y también, que cuando les tocó dirigir en el exterior fracasaron rotundamente allá donde les tocó practicar la profesión.

Los dos hombres estrechamente ligados a las etapas de las más recientes glorias de los dos equipos más representativos de la Argentina, el ‘Pelado’ Díaz y el ‘Virrey’ Bianchi, son propuestos al cargo de conductores de River Plate y Boca Juniors respectivamente en el año que se avecina, para tratar de recuperar la esencia perdida en el fútbol argentino, y se confía en que a partir de asumir en sus cargos, al menos haciendo un intento póstumo, se logre revivir el antiguo prestigio de un fútbol hoy en marcada decadencia.

Robert Eizmendi

 

Related posts:

  1. El Diego vs. el Checho… Y la guerra del fútbol argentino
  2. El mal del Fútbol Argentino
  3. El extraño presente del fútbol Argentino
  4. River Plate y el fútbol argentino juegan en el descenso
  5. Una locura fabulosa llamada fútbol argentino

Tags: , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios