El Tricolor se destiñe

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Se hace difícil entender cómo se puede ir mutando de proceder, de accionar, y por lo tanto, modificar la obtención de objetivos trazados; máxime cuando no mucho tiempo atrás el verde, rojo y blanco de la Selección de México parecían colores tan firmes como su juego, ese mismo juego que hoy tiende a desdibujarse y pone en peligro su participación en el Mundial de Brasil.

El funcionamiento de un proyecto, es proporcional a la forma de pensar, sentir y obrar que va generando en un grupo un resultado, y aquí deberíamos centrar el análisis de lo que le sucede a este conjunto azteca de  José Manuel de la Torre tras el partido frente a la Selección de Perú en el Candlestick Park de San Francisco.

Entre un funcionamiento que por momentos se torna anunciado y, por ende, fácil de controlar, y las consecuencias que ello conlleva en la parte anímica de un equipo que consiguió otra vez un 0-0 preocupante, se debe hacer hincapié para entender lo que sucede hoy en día en el Tricolor, no tanto para los de ‘afuera’, sino y lo que es peor, para los de ‘adentro’.

Se ha vuelto a empatar, y para un mal aún mayor, sin abrir el marcador, y sin mostrar signos de mejoría en la definición, con problemas para generar situaciones propicias de gol y tampoco para convertir las pocas que genera.

No nos preocuparía en demasía el empate, el quinto, y único resultado que se ha conseguido en este ‘fatídico’ año 2013, la tercera igualdad sin abrir el tanteador y con la pesada carga de una responsabilidad desatendida desde el campo de juego, donde ya ni un penalti es solución para quebrar el ‘maleficio’.

Se entiende que la desesperación no conduce a ningún buen puerto, pero, lo visto a lo largo de la temporada, no nos permite quedarnos tan tranquilos como pide el ‘Chepo’ desde la prudencia y paciencia que se debe guardar en situaciones como la que se atraviesa en el combinado nacional mexicano.

El Tri volvió a no convencer en su funcionamiento general, y ello, nos lleva invariablemente a pensar en la mentalidad que se pueda tener tras este mediocre partido frente a Perú.

El tiempo y las estadísticas comienzan a ser principales enemigos de la Selección de México. Amén de cómo se llegue a la consecución de números positivos, todos sabemos que, siendo los seres humanos hijos de los resultados, las exigencias irán a partir de ahora en aumento para el entrenador jalisciense y sus jugadores, responsables directos en afirmar los colores de la ‘indumentaria’ azteca.

Robert Eizmendi

 

Related posts:

  1. La tozudez de Luis Fernando Tena
  2. Lo irracional del fútbol mexicano
  3. Es tiempo de debut para los “escuincles” de Tena

Tags: , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios