El uruguayo Luis Suárez

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

El mal anquilosado del fútbol uruguayo, que en ocasiones se transmite a los mortales de a pie en aquel país, es la permanente muestra de machismo mal entendido, ese sentimiento confundido y disfrazado en la cantidad de testosterona que deben hacer notar para adquirir validez, o mejor dicho, no perderla, sobre un terreno de juego.

Desde los tiempos del ‘Maracanazo’, o quizás desde siempre, generalizando, el balompié charrúa ha basado en la herramienta de la fortaleza física al borde de la agresión, sinónimo para ellos de machismo, su mejor arma para sobresalir en el contexto mundial de este deporte, y luego, hasta en la vida común de cualquier ciudadano de a pié vanagloriándose de la ‘bravura’ de sus actos.

Así, entre los innumerables casos que nos llevan a esta presunción, acertada para quien escribe, vuelve a saltar a la palestra del fútbol mundial, otorgándome la razón, la reciente actitud que protagonizó de nueva cuenta el ariete uruguayo Luis Suárez.

Como si su ‘Curriculum Vitae’ no fuese todo lo prolífico que él pretendiera, con acciones de corte violento, tanto físico como verbal, que ha sabido provocar en el pasado, el atacante del Liverpool inglés, vuelve a ser noticia desagradable con sus muestras de belicosidad en un campo de juego, e irremediablemente tema de análisis y estudio por parte de las autoridades de su club.

En esta ocasión, un nuevo ‘mordisco’, repitiendo estrategia a la que ya había protagonizado en el año 2010, jugando para el Ajax de Amsterdam, cuando en un partido frente al PSV Eindhoven reaccionó de la misma manera ante Otman Bakkal, y que este fin de semana lo hiciera con el defensa Branislav Ivanovic del Chelsea, en un encuentro de la Premier Inglesa.

A partir de ahora, la situación por la que el delantero uruguayo deberá atravesar, seguramente no ha de ser la más placentera ante los adversarios de turno, y el hecho de no controlar su agresividad, al menos dentro de un rectángulo de juego, le traerá a no dudarlo, muchas críticas en su contra y, desgraciadamente, del equipo de Brendan Rodgers.

Quizás si aquel ‘Maracanazo’ no hubiese existido, si la ‘vehemencia’ charrúa fuese bien comprendida y utilizada, a lo mejor hoy, Luis Suárez sería un futbolista normal, un muy buen atacante, con gol y sin mordisco.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. La tozudez de Luis Fernando Tena
  2. La ‘Garra Charrúa’
  3. Conductas inadmisibles

Tags: , , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios
Mostrando 1 - 1 de 1