Ahora sí, fin de ciclo del Barcelona

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

En los últimos meses se venía hablando del fin de un ciclo del Barcelona. El inicio de una curva descendente acelerada. Tengo que confesar que entre finales de enero y principios de febrero yo aún pensaba que el equipo catalán podía estar atravesando su tradicional ‘Cuesta de enero’ que le ha afectado durante varios años y que ya en marzo estaría ganando y dominando de nuevo.

La realidad, traducida en juegos y resultados, demuestra que sí hay un fin de ciclo. Se ha acabado una filosofía de juego, un estilo y sobre todo el dominio indiscutible en cada partido. No solo se encargó de demostralo el Bayern. También en liga venía flaqueando el Barcelona entre empates, derrotas e incluso triunfos deslucidos. Ya no es cansancio por partidos acumulados, es agotamiento de una idea. Sabíamos que iba a pasar, le ha pasado a otros y es la ley del fútbol. El Barcelona de principios del Siglo XXI ya es historia.

Comenzó con la salida de Guardiola y siguió por muchos otros detalles:

Las ya demasiado reiteradas lesiones de Puyol, que lo alejan por mucho de su mejor forma. Si pierdes al pilar de tu defensa cambia el orden de tu equipo. Además, en la defensa, el rendimiento de Dani Alves ha sido muy irregular en las dos últimas temporadas. Sus desdobles ya no sorprenden y su recuperación tampoco es la que era cuando recién llegó del Sevilla. Tampoco Piqué ha estado a la altura.  Bartra no parece ser el típico canterano estrella y solo Jordi Alba ha tenido un rendimiento aceptable en la defensa.

El anuncio de la salida de Víctor Valdés también desarma al equipo, aunque el portero no era del gusto de todos era un símbolo e imagen indiscutible de éste Barcelona; podrá llegar uno mejor, pero tendrá que adaptarse al equipo.

En el mediocampo tampoco parecen estar muy claras las cosas. Xavi, quien venía sufriendo de lesiones en las últimas temporadas, ya parece no tener la misma capacidad de recuperación de otras temporadas. El exceso de fútbol le afecta más y por la edad podría pensarse que no es mucho lo que le queda para poder mantenerse en su excelso nivel. Sin él el fútbol del Barcelona se resiente mucho. Thiago no ha llegado ser el sustituto que muchos esperaban, quizás por las lesiones quizás por la juventud. El trabajo de Busquet se siente menos porque no cuenta con una defensa que los respalde por detrás e Iniesta y Messi extrañan el trabajo de Xavi de alguna manera. Cesc no sido constante y muchos le reclaman falta de entrega. 

Adelante vienen los mayores problemas. David Villa luce deprimido y las suplencias le han hecho perder la confianza. Alexis no termina de acoplarse al Barcelona ni al Barcelonismo. Pedro da la cara pero también es un jugador que necesita al equipo. Ya todos piden la presencia de un 9 auténtico, algo que el Barcelona parecía no necesitar.

En el campo ya no se ve la movilidad, el desdoble y el desmarque que se observaba antes, claves para ese dominio  y posesión del balón abrumadora.

Visto así, el Barcelona necesita mucha renovación. Tanta que aunque acierten en fichajes y siga siendo un equipo ganador, no podrá ser el mismo en estilo y filosofía.

Related posts:

  1. Barcelona y Real Madrid nos darán un abril orgásmico
  2. El Barcelona entre los grandes de la historia
  3. El inolvidable mes del Barcelona y el Real Madrid
  4. La lección que Barcelona debe aprender de las Chivas
  5. El irremediable final de ciclo

Tags: , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios