La primera novia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

La sentencia escueta y en tono tajante con que contestó Josep Guardiola en una disertación suya en la ciudad de Buenos Aires, al preguntársele sobre si algún día volvería a entrenar al FC Barcelona, sonó a despecho no superado aún; ‘El Barça es una etapa cerrada’, debió haber retumbado en su interior de alguna retorcida manera, la que posiblemente viaje con él hasta su última morada.

‘El Barça es una etapa cerrada’ con que se expresó Guardiola, de no haber ido acompañado de un inmediato ‘Fui feliz en el Barcelona’, me hubiese dado a pensar que la etapa azulgrana del futuro entrenador del Bayern Múnich, había quedado definitivamente superada en el sentimiento del estratega catalán, sin embargo, esas palabras añadidas, vienen a demostrar, por contrapartida, un dolor en proceso, aún, de superación.

Si a la relación de Josep Guardiola la comparamos con un nexo amoroso entre dos personas, con una situación de desencuentros y engaños que llevan a la separación de la pareja, ese idilio roto por traiciones no es superable jamás; solo se debe uno atener a la fortaleza de aceptar que ha existido una infidelidad de la otra parte, y que deberá convivir con la idea, de la mejor manera posible, durante el resto de su vida.

No es extraño enterarse que las ingratitudes y conjuras por las que, se asegura en los corredores del Camp Nou, pasó Guardiola en su parte final a cargo del Barcelona, fueron la causa principal de la partida del por entonces entrenador blaugrana con destino a Nueva York… tal cual cuando uno se separa del amor de su vida, dolido y rencoroso, necesitaba estar lo más alejado posible de todo lo que oliese a la Ciudad Condal y sus alrededores, hasta encontrar un aliciente que le devolviera la razón de continuar amando lo que más ama.

Hasta que un día una mujer bien parecida, inteligente, de expresivos ojos transparentes y agradable sonrisa, se cruzó en su camino, y por si fuera poco, con todos los ‘condimentos’ necesarios para ser la más deseada de la fiesta.

Comenzará en poco tiempo una nueva relación para Josep Guardiola en tierras bávaras, de las más ‘aconsejables’, por la que muchos quisieran pasar, tan apetecible para ‘enamorarse’ de nuevo, como difícil de olvidar el desconsuelo del pasado reciente.

Pep está en la senda de encontrar la resignación, la aceptación, y la sabiduría para convivir con el dolor de saber que no se puede regresar nunca más al primer amor, ese que le hizo tanto daño.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

Related posts:

  1. El sosiego alemán
  2. Un David Villa que dejó de ser “Villa Maravilla”
  3. Esperando a Josep Guardiola
  4. Víctor Valdés y la portería del Barça

Tags: , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios