El ‘Gran’ Joao

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Convengamos que lo de ‘Gran’ es un apelativo repleto de sorna y cinismo, del mismo tipo que el nonagenario ex presidente del más alto organismo mundial deportivo manejó a voluntad a partir de su ingreso para conducir los destinos de la FIFA y, paralelamente, de toda empresa que tuviese que ver con el fútbol en el que intervenía con su influencia malintencionada.

Jean Marie Faustin Godefroid Havelange, el ‘Gran Joao’, de quien hablamos, presidió la FIFA entre los años 1974 y 1998 de cuerpo visible, y siguió digitando el control de la misma por un buen tiempo posterior a dichas fechas, hasta que se le declaró oficialmente culpable de haber recibido sobornos en su etapa de máximo mandatario, y así, provocara su renuncia el pasado 18 de abril del año 2013, aunque la ‘sentencia’ no se haya hecho conocer sino hasta hace un par de días atrás desde Zúrich.

El tema de Joao Havelange ha sido siempre una burla del sistema hacia el mundo del deporte, y una clara demostración que nunca se podrá vencer al poder organizado, porque, inclusive con sanción mediante, a nadie le constará que aún el que fuese presidente de FIFA no continúa siendo parte del mayor ‘establishment’ del fútbol mundial tras bambalinas.

Durante su anquilosado mandato, el nadador olímpico brasileño en Berlín y Helsinki fue objeto de suspicacias en relación a diversos y turbios acontecimientos de malversación de fondos, que sus pares de la Federación Internacional del Fútbol Asociado se preocuparon con sumo cuidado de protegerle convenientemente; inclusive en el año 2000, el mismísimo Congreso de su país le inculcó sospechas fundadas sobre su enriquecimiento ilícito, tráfico de armas, y el más tenue de todos, que en este caso termina enviándole al Purgatorio, el soborno.

Sin embargo, y a pesar de la condena que le obligó a renunciar a su cargo de Presidente Honorario de la FIFA, nunca nos daremos por satisfechos con lo que bien podríamos considerar la mayor mentira acuñada por el fútbol desde su creación.

Joao Havelange ha perdido la ‘Gloria’, pero, nadie jamás pierde nada que no haya ganado, máxime cuando ésta no cuenta para seres humanos de cierta estirpe, cuando su ambición personal es el dinero, y el poder mal habido… hasta que abandone este mundo.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. ¿For the good of the Game?
  2. Más allá de la Corrupción
  3. Sospechosamente Ibérico
  4. La gran verdad de Vanessa Sabella
  5. Rafael Márquez y el glamour de la Gran Manzana

Tags: ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios