El retiro del retirado

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Terminaba su etapa en el galáctico Real Madrid que armó Florentino
Pérez; era el final de la temporada del año 2007 y David Beckham concluía su
paso por el fútbol español integrando aquel célebre equipo blanco en el que
compartió cartel de lujo, junto a otros grandes de la época, como Zinedine
Zidane, Roberto Carlos, Luis Figo, Ronaldo Nazario, y Raúl González Blanco.

Fue entonces cuando todos ya sabíamos que su pierna derecha, la del
guante, sólo le serviría para desplegar su intención de hacer fútbol en lugares
donde ésta, la pierna derecha, supliese su ya desangelada capacidad
futbolística.

Apareció el ‘glamour’ de Hollywood, y allá fue a parar Beckham con su
‘troupe’ a hombros, la de Victoria, su mujer, que cansada del pestilente olor
de ajo español, promovió con los aderezos de su vieja profesión, la de
cantante, el éxodo a tierras americanas de su marido futbolista, ya cada vez
más disfrazado de comerciante que de deportista.

Desde entonces, quiero decir desde aquel retiro ‘oficial’ del año 2007,
para quienes estimamos el fútbol David Beckham se transformó en una franquicia
que cruzaba el charco hacia mercados más conveniente para la venta del producto
en que se había transformado su persona.

A caballo continuo entre América y Europa, comenzaron a manejarse los
días libres del inglés, inclusive hasta para servir a una desvencijada
Selección de Inglaterra en la que contaban con su concurso para subir una moral
maltratada por su pobre nivel de juego.

El AC Milan, con sus calzoncillos en cada esquina de la capital
lombarda, y el PSG, con la idea de los petrodólares para promocionar al club
parisino, fueron su alternativa al Galaxy de Los Ángeles, hasta que a sus ya
‘cansados’ 38 años decidió finalmente anunciar el retiro de quien ya estaba
retirado cuando dejó el conjunto de Chamartín.

Sin embargo, y a pesar de todo ello, la carrera ‘deportiva’ de David
Beckham seguramente no ha terminado aún; tengo la certeza de que alguien con un
buen estudio de marketing lo tendrá en su agenda para usufructuar su imagen más
allá de una cara bonita, aunque en esta ocasión, sin arrastrar la humanidad del
muy buen futbolista que llegó a ser.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

Related posts:

  1. La triste vida del mercenario Beckham
  2. Juan Pablo Angel con un pie fuera del Galaxy
  3. Todos los niños quieren ser Messi
  4. ¿Qué le dejará David Beckham a la MLS?
  5. Mi abuelo tenía razón, el fútbol de antes era mejor.

Tags: , , , , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios