El negocio qatarí

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Llegan las nuevas contrataciones, las posibles realizadas y las menos probables en tela de juicio; Neymar pasa a ser propiedad del Barcelona y Francisco Alarcón ‘Isco’ del Real Madrid, y en el medio las tratativas, el dinero y la aportación de emolumentos, de gastos, que ni uno ni otro a nivel de los bolsillos de las instituciones podría hacer frente en el momento actual que vive España.

Hasta esos primeros esfuerzos económicos, el de las contrataciones de Neymar e Isco, uno podría intentar entender el sacrificio de las dos entidades más representativas del fútbol español para darle una actualización a sus respectivos clubes de cara a la nueva Liga.

La crisis que afecta a este país se traduce en la sequía de movimientos en las demás entidades españolas; las quejas de Diego Pablo Simeone contra la casi nula inversión del Atlético de Madrid en reforzarse, o la desesperación negociante del Sevilla o el Valencia desencajados porque no pueden aprovecharse de sus ‘gangas’ para fortalecerse deportivamente, y así, una interminable lista de situaciones similares que sería inútil mencionar para justificar la falta de inversión en el inicio de temporada.

Ya no es la cartera de Florentino Pérez contra la de Sandro Rosell, ni contra la de Enrique Cerezo, ni la astucia de los menos acaudalados, como José María del Nido, para sostener lo insostenible…

Ahora, en estas épocas de nuevos inversores lanzados a la búsqueda de las oportunidades en el fútbol europeo, aparece Qatar con sus jeques, dueños del dinero y ejecutantes de sus antojos a costa del negocio que propone para sus intereses la Liga española.

Aparecen de este modo en escena desde el reino qatarí, Abdullah ben Nasser Al-Thani, propietario del Málaga, dueño de Isco, y Tamim Bin Hamad Al Thani, mandamás del PSG francés donde juega, por el momento, Thiago Silva, el central que añora Tito Vilanova para el Barça, y es entonces donde uno debe ponerse a pensar que los intereses del dinero siempre van de la mano del negocio que significa el fútbol para mucha gente, por más que el presidente del conjunto galo, Nasser Al-Khelaifi, diga lo contrario.

En los prolegómenos del torneo español, el dispendio de Qatar se posesiona en buen lugar de partida para el arranque de la temporada, al menos por encima de Azerbaijan que invierte tímidamente, por ahora, en clubes de menor cartel futbolístico.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. Málaga, un negocio maltrecho
  2. Neymar avisa al Real Madrid
  3. Las horas bajas de un hombre fuerte
  4. Ahora es el turno de Falcao
  5. ¡José Mourinho lo intenta una vez más!!

Tags: , , , , , , , , , , , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios