Todo un despropósito catalán

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Que David Villa haya pasado al Atlético de Madrid este verano europeo por una ‘discutible’ e irrisoria cantidad de dinero, no es ninguna sorpresa si uno analiza la situación de la plantilla del Barcelona en su línea ofensiva donde reina el poder de Lionel Messi.

De hecho, ya en un blog anterior describo la incertidumbre que personalmente tengo sobre la buena convivencia que a partir de la compra de Neymar, el crack argentino tendrá con el brasileño sobre el terreno de juego donde Messi ha ido aniquilando a todos los ‘acompañantes’ que le hacían sombra de cara al gol.

El listado de los atacantes que llegaron caprichosamente a Can Barça, sin contar los que ya estaban en el club como Bojan Krkic, es significativo y elocuente, porque nadie podrá contradecir el poder goleador de los Thierry Henry, Samuel Eto’o, Zlatan Ibrahimovic y David Villa, futbolistas que llevan el gol en la sangre y que tuvieron que competir con el 4 veces consecutivas FIFA Balón de Oro perdiendo en la comparación y, en consecuencia, debiendo dejar indefectiblemente el conjunto culé con un muy mal resultado económico para la entidad catalana.

La posibilidad de compaginar el juego de un delantero centro, amén de los propios egos personales, con el de Messi, se ha transformado en una realidad tan imposible como contemplar un sistema diferente al que practica el Barça.

Con esto pretendo llegar a conclusiones valederas por sí mismas que demuestren hasta donde llega la incompatibilidad de continuar invirtiendo en delanteros centros, ‘9’ de alma goleadora, para fortificar un método de juego que no acepta tal perfil de futbolistas mientras Lionel Messi sea parte de este equipo.

Con dicha premisa establecida, no se hace difícil acusar a los directivos y técnicos del Barcelona de ser los gestores de la tragedia que significa perder, no solamente el concurso de muy buenos jugadores de fútbol para la causa blaugrana sino, y sobre todo, el vacío que sufren las arcas de la institución que preside Sandro Rosell al aventurarse a ejecutar tan malísimos negocios desde la sinrazón futbolística.

No vale hacer los números que terminarían dándome la razón sin la más mínima de las dudas, porque con sólo nombrar los casos a los que me refiero, cualquiera que esté cercano al mundillo del fútbol se daría cuenta del despropósito de los señores de pantalón largo que gobiernan al Barcelona, entre los que además, tampoco quedan exentos sus entrenadores, llámese éste Josep Guardiola o Tito Vilanova, incluidos sus directores deportivos de turno como Aitor ‘Txiki’ Begiristain o Andoni Zubizarreta.

Se me ocurre que poca gente piensa adecuadamente en la directiva del Barcelona, al menos en lo que se refiere al departamento contrataciones de atacantes, más aún si a éstos se les compra en grandes sumas de dinero para luego regalarles al mejor postor por casi nada… y eso que son catalanes, ‘supuestamente’, muy buenos negociantes.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. Hablar catalán no significa ser del Barça
  2. El hambre que todo lo puede
  3. Hay que olvidar todo por el bien de La Roja
  4. El idioma catalán también le cuesta a Cruyff
  5. Dudo si Vilanova es el indicado

Tags: , , , , , , , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios