¡Qué sorpresa!

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Su estudiada postura, la de querer hacernos creer que no estaba enterado de nada hasta ese preciso momento, no se la puede creer ni un recién nacido, de modo que el ‘Qué linda sorpresa que Martino haya sido elegido’ con que Lionel Messi expresó su alegría por la llegada del nuevo entrenador del FC Barcelona, no es creíble, al menos para mi, desde ninguna otra perspectiva que no pase por la tomadura de pelo que el astro argentino pretende ‘colarnos’ como si se tratase de uno de sus precisos disparos a portería.

El comportamiento de Messi en los últimos, podría decir, 2 años, ha tenido tintes de falacia protegida por su indiscutible clase como jugador de fútbol, y medio planeta de lo ha consentido a pesar de saber, en el fondo, de qué iba la mentira que fue creciendo a la sombra de la permisividad.

Aquí no estamos hablando del futbolista, de ése no podríamos hablar más que de su excelencia con el balón; pues no, aquí intentamos desenmascarar al hombre, al niño, quizá, que no ha terminado de crecer humanamente porque su egolatría le ha vencido indefectiblemente en el camino a la fama.

No habría tiempo, en este escrito, para transformar esto en una descripción cabal que arranca cuando Messi llega a Barcelona desde Rosario con más problemas que soluciones, con su familia, de cabeza gacha y escondido en una humildad que no era más que una pantalla a ser descubierta por el paso del tiempo.

Los éxitos desarrollaron el Ego más que a la persona, y si no hemos visto esto antes, es simplemente porque Pep Guardiola le cubrió hasta su partida, dicen, quizá con razón, porque el de Santpedor se dio cuenta de que su poder ya era inaccesible al control tácito que ejercía Messi en el vestuario culé.

Si tenemos en cuenta su comportamiento paralelo al fútbol, deberíamos atenernos a su dudosa conducta, a las flojas actuaciones para un jugador de su calidad, a una larga y perjudicial lesión producto de un aparente descuido físico, a los problemas con el fisco español, a la despedida de muchos de sus compañeros que no ‘cuajaban’ con él… hasta llegar a la ‘guinda del pastel’ con nombre, mote, y apellido, Gerardo ‘Tata’ Martino, el hoy técnico que Lionel Messi ‘no tenía ni idea’ que sería contratado por la directiva que preside Sandro Rosell.

Sí, para muchos que no conocen las actitudes del astro del FC Barcelona fuera de los terrenos de juego, la llegada del estratega rosarino a Can Barça puede ser una verdadera ‘sorpresa’, pero, seamos serios, no para el clan Messi.

Ahora comprendo un poco más el trasfondo de la historia pasada, y todo me lleva a pensar en las palabras de Johan Cruyff hace sólo unos días tras la compra de Neymar, en relación a que ahora sería muy buena oportunidad para vender al mejor jugador del mundo, es decir, para deshacerse del pernicioso Lionel Messi.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. Todo un despropósito catalán
  2. La caída del Imperio Culé
  3. Dudo si Vilanova es el indicado
  4. La solemnidad de 86 goles
  5. Declaración de guerra

Tags: , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios