La vagancia

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Habrá seguramente quienes defiendan la vagancia con todas la excusas habidas y por haber; estos defensores de la indolencia podrán argumentar tantos pretextos como su imaginación pueda aportar, sacarán a colación tantas justificaciones de un proceder perezoso como sea necesario, para escudarse finalmente en la holgazanería y rehuir al trabajo que no están acostumbrados a ejecutar porque no está en sus genes.

Con el correr de los años, hemos ido dándonos cuenta que en esa categoría de parásitos deportistas, jugadores de fútbol en este caso, Lionel Messi de ha ido incorporando por lógica hereditaria.

No juzgaremos a Messi por su calidad como futbolista, donde siempre ha demostrado que es un eximio artífice en la técnica básica individual, un sabio y natural conocedor de la estrategia como concepto primordial, y obediente ejecutor de la táctica convenida, completando con tales atributos sus excelentes aptitudes que le han llevado a obtener 4 premios consecutivos como el mejor jugador de fútbol del mundo.

Lo que aquí quiero resaltar, no es precisamente la faceta indiscutible del futbolista argentino, ese ‘don’ especial con que ha nacido y que lo ha convertido durante el último lustro, excepto, en mi consideración, el pasado ejercicio, en el magnífico jugador que ha sido y es, merecedor de los triunfos tanto a nivel personal como grupal con el Barça.

Aquí, de lo que se trata es de recalcar el carácter descendiente de su preparación física desde que apareció en el primer equipo del FC Barcelona, y por algo, ahora visto a la distancia, los directivos inteligentes de la entidad catalana decidieron en cónclave gregario prescindir, en aquel entonces, de las malas compañías que ‘La Pulga’ podría tener en el club.

Con ese criterio, se le dio salida por la puerta de servicio a grandes estrellas como deportistas, pero dudosos personajes en sus vidas privadas, como Ronaldinho y Deco, quienes, se pensaba, podrían descarrilar la programada proyección que la institución blaugrana tenía estipulada para Lionel Messi.

El acierto, visto así, tuvo su éxito a medias y duró lo que un ciclo de vanidad en el ser humano haragán puede resistir a los embates de la gloria; la calidad quedará siempre impune por ser natural, y los años, cuando esas aptitudes no son secundadas por trabajo, esfuerzo y dedicación constante, terminan dejando al descubierto que el destino siempre nos alcanza, se llame uno como se llame.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

No related posts.

Tags: , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios
Mostrando 1 - 1 de 1
    ricardopony
    1:45 pm
    Agosto 23rd, 2013

    Me parece que lo que mas ha demostrado Messi a lo largo de estos años, aparte de su calidad futbolista, es su capacidad de competir ante todos, tanto contra sus rivales, como también con los comentarios perniciosos de ciertos periodistas, a los cuales combatió con su silencio, humildad y simplemente llenando de fútbol las canchas. Ojalá que siga así para el bien del fútbol y de la gente que lo admira.

    Like or Dislike: Thumb up 0 Thumb down 0