El ‘orgullo’ vuelve a escena

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Un viejo proverbio futbolístico reza ‘Jugamos como nunca, perdimos como siempre’; y en esta lapidaria frase se refugia por enésima vez el Atlético de Madrid para justificar su mediocridad al haber dejado escapar, frente al FC Barcelona, la Supercopa de España.

No se podría ser más indolente en el juego que lo que lo fue, de nueva cuenta, en una instancia importante, el conjunto de Diego Pablo Simeone; si se tiene en cuenta la escasa producción y la confusión táctica por la que atraviesa el equipo de Gerardo ‘Tata’ Martino, el veredicto sobre la escuadra colchonera no debe ser otro que la desaprobación a su falta de ambición y protagonismo que evidenció anoche en el Camp Nou.

Es difícil alejar el miedo a cambiar cuando las circunstancias así lo exigen si antes no se ha entrenado dicha alternativa, y el ‘Aleti’ volvió a repetir sus debilidades mentales, más que futbolísticas, en una final en la que debió arriesgar mucho, muchísimo más de los escasos 15 minutos en que probó al Barça sobre la portería de Víctor Valdés… pero, el once del ‘Cholo’ Simeone adolece de mentalidad ganadora ante rivales, que en teoría y por galones de alcurnia, se proyectan como superiores.

Los rojiblancos, volvieron a pecar de ese desparpajo necesario ante los azulgranas, sobre todo porque no les quedaba otra opción, y ante un equipo catalán confundido en su fútbol se refugiaron en el ‘chip’ que Simeone les ha grabado a fuego.

Ese concepto arraigado en los jugadores colchoneros, es insuperable cuando el Atlético de Madrid juega ante los grandes de Europa, y de no creerlo sólo hay que remontarse a sus encuentros cargados de ese riesgo que figura en los papeles cuando enfrenta a adversarios de más solera que otra cosa… tal cual anoche en la Ciudad Condal.

No se puede renegar del destino que uno mismo se forja; el título de la Supercopa va a parar a las vitrinas del Barcelona, no porque en el contexto de los dos partidos haya sido mejor que los madrileños, sino porque en el recuento decisivo de actitudes, éstos últimos no dieron lo que debieron dar y a los catalanes le sobró con la camiseta y Valdés.

No vale, por ello, lamentarse y excusarse de ninguna manera; ante un desconcertado Barça, con síntomas de no saber a qué juega en esta etapa post Tito Vilanova, la escuadra de Simeone sufrió anoche, como casi siempre, su indolencia futbolística cuando la mentalidad no le alcanza para ser el mejor ante quienes debe serlo.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. Barça versión Barça
  2. Lo que se debería esperar en el inicio del 2013
  3. El estado de gracia existe
  4. La realidad de este Atlético de Madrid
  5. El ´Bigotón´ de América vuelve a su primer club

Tags: , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios