Obediencia debida

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Si hay algo que me molesta de sobremanera, es la mentira; esa burda forma de disfrazar la realidad que a veces tienen algunos presuntuosos, creyendo que el engaño de una falacia cubre con creces las afirmaciones falsas de una verdad inexistente, y lo que es peor, convencidos que el común de la gente está espiritualmente vacío como ellos.

Este verano europeo, las dos grandes instituciones del fútbol español han salido a la caza de talentos para reforzar sus plantillas, uno, con la contratación de un solo jugador, y el otro, con la compra de un arsenal de futbolistas para volver a hacer, por enésima vez, un equipo de ensueño.

El FC Barcelona, insólitamente, sólo se centró en la contratación de un hombre a quien habían seguido desde hace bastante tiempo, el brasileño Neymar fue su única adquisición; considerado uno de los mejores jugadores de mundo, con el consentimiento de un movimiento de marketing propio de una estrella, recayó en el conjunto catalán, a cuenta, dicen, de unos 57 millones de euros.

El Real Madrid, acaba de contratar a la otra ‘figurita difícil’ que quedaba en el mercado, el galés Gareth Bale, por la escandalosa suma de 100 millones de euros, así el Madrid mienta sobre el precio final para no dañar la dolorida moral de Cristiano Ronaldo, sumando, además, a otros cracks de menor jerarquía, no a nivel futbolístico, como Isco, Asier Illaramendi y Dani Carvajal.

Ahora bien, nos centraremos en el tema principal; La obligación era esgrimir el mismo recurso dictado por sus jefes, Florentino Pérez en el Real Madrid y Sandro Rosell en el Barcelona, quedando al desnudo un libreto similar que buscaba una complicidad de conveniencias hacia los ‘dueños’ del vestuario.

Tanto Neymar en el Barça, como Bale en el Madrid, lo primero que esbozaron nada más pisar la tarima de presentación con sus nuevos equipos, fue reverenciar a los ‘Jefes’ de cada divisa, Lionel Messi por el lado catalán y Cristiano Ronaldo por el lado madrileño, a pesar de que el Señor Pérez pagó por el británico 4 millones de euros más que por el portugués, pero claro, cuidado, que eso es un secreto.

A pesar de todo, por el momento todo parece estar en su lugar tanto en la Ciudad Condal como en la capital española, nada extraño se ha dejado notar en el Barcelona entre Neymar y Messi, otra que futbolísticamente aún no hay tanta buena ‘química’ como sus aptitudes lo anunciaban; y en el Real Madrid, aunque todavía no se han visto las caras, Bale ha cumplido en enrolarse a las ordenes de CR7, con beso de escudo incluido.

El tiempo hablará mejor que nosotros con el correr de los partidos, y entonces sabremos a ciencia cierta quién es el verdadero líder, o pretendiente a instaurarse como tal.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. El número 13
  2. La imperiosa necesidad de contar con Gareth Bale
  3. El negocio qatarí
  4. ¿Es el FC Barcelona el mejor equipo del mundo?
  5. Don Quijote en búsqueda de Sancho Panza

Tags: , , , , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios