Los dueños del circo

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

Cuando uno se pregunta quién es el que verdaderamente manda en los estamentos técnicos de los clubes hoy en día, todas las respuestas conducen a la autoridad de sus presidentes, como si el mando de cómo debe jugar el equipo que representan pasara como un eje real a través de sus maneras de entender el fútbol.

Conozco pocos entrenadores que puedan conformar, con mandato auténtico, una plantilla de futbolistas que concuerden con las necesidades de sus propios sistemas de juego, sugiriendo a sus directivas cuáles jugadores son los adecuados para armar sus equipos.

Casos sobran por doquier alrededor del planeta, con ejemplos marcados por unos caprichos que luego, a conveniencia de unos y otros, se pueden llegar a disfrazar para que la sangre no llegue al río entre directivos y técnicos.

En algunos casos, sería mal visto rechazar la contratación de figuras de renombre mundial, porque, a quién no le gustaría tener en sus clubes a cracks constatados como Neymar o Gareth Bale, por citar a dos de las más ‘rocambolescas’ compras que se han realizado este pasado verano europeo por parte del FC Barcelona y el Real Madrid respectivamente, sin embargo, no suele ser el caso general cuando de invertir en futbolistas se trata.

Cuando no hay más ley que la que dicta el dueño del dinero, toca hacer silencio y tragar lo que venga, caso que se asemeja a lo que ha ocurrido en el Real Madrid de Florentino Pérez estos últimos años cuando, incluso con el autoritario José Mourinho, el presidente del conjunto blanco trajo jugadores que el portugués no había pedido y que terminaron siendo relegados a un segundo plano y en discordia con el estratega luso.

Más de lo mismo ocurre en el Barcelona, donde no hay que escarbar mucho en la historia reciente para recordar la enemistad creada entre Sandro Rosell y Johan Cruyff, dos pesos pesados en lucha de poderes, cuando uno se empecinaba con Ronaldinho y Deco, mientras que el otro se cerraba sobre la compra de Ayala, Albelda y Aimar; hoy, aquel abierto encono entre ellos les tiene como máximos enemigos dentro del seno de la casa blaugrana.

Sería más de lo mismo nombrar a Jorge Vergara en las Chivas de México, o a las televisoras dueñas de sus propios circos, y así extendido el poder en estas épocas modernas, al mundo árabe devenido en regidores de sus dineros… y por lo tanto de las entidades en que invierten.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. El costo del circo
  2. El circo que rodea a la ´Pulga´ Messi
  3. Obediencia debida
  4. Guardiola no es tan buen técnico como dicen

Tags: , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios