Entre Uzbekistán y Qatar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

En declaraciones de Alfons Godall, ex vicepresidente del FC Barcelona, ‘Firmar un acuerdo de esta naturaleza con Qatar es más grave que firmar unos amistosos con un club de Uzbekistán’, en relación al convenio comercial que tiene unidos, en la actualidad, a la institución catalana y a una nación donde se sostiene un régimen político que no trata bien a las mujeres, machista, no democrático, oscuro, donde nadie sabe quién manda y donde el poder del dinero es la autoridad omnipresente, en contraposición a las relaciones que su antiguo mandatario, Joan Laporta, mantenía con el país uzbeko.

Cuando uno se entera que el presidente del Barça, Sandro Rosell, mantiene lazos comerciales con Qatar, con negocios asentados allí, en el lugar de donde proviene hoy el apoyo económico para la entidad que preside, las preguntas surgen a borbotones en un cuestionamiento que nos deja absortos, pensando en el precio que el ser humano paga para codearse con el poder.

Emolumentos originados en un país que de acuerdo con el ex presidente del fútbol chileno, Harold Mayne-Nicholls, que tuvo un cargo dentro de la FIFA hasta el año pasado, ha reconocido al diario inglés ‘Daily Telegraph’ que elegir como sede para el Mundial de 2022 a Qatar fue ‘un error muy arriesgado’, dando a entender claramente, además, que la sede le fue otorgada por ‘el poder del dinero’.

Lo cierto, en síntesis, es que un club modelo como se precia el Barcelona de ser, una entidad que destaca toda vez que puede unos valores morales dentro del honor de las personas, de la entereza de un pueblo perseguido, y que intenta situarse lejos de la inmoralidad que el poder suele generar, no ha tenido una elección muy legal y cercana a su manera de expresar ese desacuerdo en que sus directivos hacen hincapié para diferenciar a lo que consideran ‘Més que un Club’.

Porque puestos a hilar fino, una similitud entre los últimos dos ‘patrocinadores’ del conjunto catalán, Unicef y Qatar, no es lo mismo que tener que repulsivamente comparar a estos últimos con Uzbekistán, porque entonces sí, las diferencias y el rechazo van mucho más allá de donde llega el vil dinero.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. FIFA y Qatar 2022 …Sin palabras
  2. ¿Rusia…Qatar…?
  3. Entre la seriedad y la arrogancia
  4. Entre el Papa y el Tata
  5. Los amos del desierto

Tags: , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios