Tiempo de recapacitar

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

De las circunstancias negativas de la vida, siempre se deben sacar conclusiones valederas que signifiquen construir la plataforma para una metabolización de situaciones adversas que sirvan para mejorar nuestra posición; en síntesis, una completa simbiosis en la que hay que mentalizarse para mejorar el propio bienestar, a partir de reconocer lo que no se quiere volver a repetir.

En San José, ante Costa Rica, y como partido final del Hexagonal Final de las eliminatorias de Concacaf, la Selección de México bajo la tutela técnica de Víctor Manuel Vucetich, fracasó rotundamente y de allí, la toma de conciencia se hace inmediata y necesaria.

En una muestra decepcionante de actitud, capacidad futbolística y entereza espiritual que sólo fue bendecida por la suerte que llegó con la victoria postrera de Estados Unidos frente a Panamá en el Rommel Fernández, México debe saber ahora que el cambio es mandatario, y que para ello se debe concensuar en aceptar no sólo verbalmente a la soberbia como excusa.

Este equipo tricolor parece haber perdido todos los estribos; es una burda muestra de un ramillete de conocidos detrás de una pelota, sin conceptos de validez futbolística para destacar, con movimientos que no alcanzan a dar la mínima pista de una idea rectora que sea rescatable.

Vucetich se nota sobrepasado por las circunstancias, y su rostro denota la típica frustración del incapacitado ante situaciones límites, sin bagaje espiritual, él mismo, para solventar realidades tan duras como las que vivió el Tricolor en el Estadio Nacional de San José.

Lo que dejó claro la Selección de México ante los ‘Ticos’, eso sí, fue una prueba fehaciente que hay jugadores que no están a la altura de un equipo de nivel internacional para afrontar compromisos de esta índole, donde la personalidad debe superar constantemente a las circunstancias, y ese sentido, muchos de los integrantes del Tri no dieron la talla, su estratega incluido.

Llegarán ahora los dos partidos ante Nueva Zelanda por el bienaventurado repechaje, y a no ser que haya cambios sustanciales y radicales, tocará encomendarse a la suerte de nueva cuenta en lugar de recapacitar e intentar una mutación de imperiosa necesidad.

Robert Eizmendi

 

Related posts:

  1. El preferido de Justino Compeán
  2. Hasta que un día llegó el caos…
  3. Es tiempo de debut para los “escuincles” de Tena
  4. Es hora de decir adiós
  5. No sirven las excusas para el ‘Tri’

Tags: , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios