El gran acierto francés

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

No quiero referirme al juego que puede desarrollar hoy en día el fútbol francés, sino a las medidas adoptadas por el presidente del país galo, François Hollande, quien a raíz de los altísimos y desconsiderados salarios de algunos futbolistas ha elevado un proyecto que acaba de ser aprobado, días atrás, por el Consejo Constitucional de Francia.

El mencionado ente había rechazado esta medida el año pasado porque en esa época se aplicaba directamente sobre los contribuyentes, lo que provocaba que en algunos casos, el Consejo determinara como injustos poder hacerlos efectivos, por ello, Hollande se vio obligado a enmendar su propuesta y presentarla de nueva cuenta y con mayor autoridad de exigir una toma de criterios acorde a la situación imperante en Europa.

El presidente francés, planteo de esta manera un ‘superimpuesto’ que fue considerado como uno de los grandes pilares de su programa político, a través del cual el presidente quiere incitar a las empresas a que reduzcan los salarios más altos con un pago de hasta un 75% de los emolumentos más elevados que se hacen efectivos en el fútbol francés.

Esta vez, acosando indirectamente a los clubes, quienes deberían hacerse cargo de tales sumas, se intenta lograr que a la hora de establecer los salarios que superen cierta cantidad, acordada en un millón de euros anuales, suma que aproximadamente el 70% de los futbolistas desempeñándose en el balompié galo lo ganan, las entidades francesas se lo piensen dos veces antes de una contratación de cifras vergonzantes para la actualidad que se vive en este critico mundo contemporáneo.

Cabe acotar, que este nuevo impuesto, del que intentaron quedar excluidos los clubes de fútbol profesional, formará parte de los presupuestos generales franceses para 2014, implicando que las empresas que paguen salarios superiores a ese millón de euros al que hacíamos referencia, con el límite del 5 por ciento de la facturación de las compañías, deberán pagar un 75 % en concepto de impuestos a partir de 2015.

Por algo se comienza y, en este particular, deberíamos, todos nosotros, dar la bienvenida a la emprendedora idea de François Hollande, en su intento de reconstruir el equilibrio del burdo negocio del cual el fútbol, amparado en las avaras conductas de cierta gente, ha venido aprovechándose desde hace un buen tiempo.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. El ‘Gran’ Joao
  2. La gran verdad de Vanessa Sabella
  3. El gran error del ‘Loko’ Bielsa
  4. El gran triunfo de Mourinho
  5. La gran culpa del rondó

Tags: ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios