La desestabilización

1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
Loading ...

La vieja astucia de desestabilizar al enemigo tiene variados caminos para llevar a cabo tal propósito y, últimamente, esta variedad de cobardía intencional se usa a menudo en el fútbol español, donde los medios de comunicación juegan un papel tan importante como el apoyo que reciben de los interesados en provocar al adversario para ventajas propias, así éstas sean las más ínfimas posibles porque al final todo cuenta para sacar provecho rumbo al objetivo trazado.

Tanto se ha hecho para hacer olvidar a la gente del ahora demostrado altísimo precio pagado por Gareth Bale por parte del Real Madrid al Tottenham Hostpur, que la lucha por dejar minimizada tal cantidad de 101 millones de euros, debe tener un techo aún mayor con la supuesta compra de Neymar por parte del FC Barcelona al Santos FC de Brasil, que se estima hoy en un desembolso ‘estratosférico’ de 105 millones de la misma moneda.

El caso, como hay que provocar desestabilización en las huestes enemigas, ha comenzado a airearse de forma pronunciada en la prensa española, y por ende, en los medios de comunicación del mundo entero se hacen eco de ello ingresando el tema en un círculo vicioso que apesta desde la realidad que se empecina mucha gente en querer encubrir.

En la liga española, concluida la vigésima jornada, hay claramente tres equipos con aspiraciones al título desde tan ‘temprano’, por así decirlo, ya que el cuarto en discordia se encuentra auto-descartado por decisión propia y argumentando que los presupuestos que manejan las entidades con posibilidad de ganar la Liga, son incomparables para poder soportar la dureza de la temporada, solventando con ello la teoría de que con plantillas cortas y humildes no se puede pelear un trofeo mayor ante clubes con un potencial económico incomparable, por cierto, nada que no sea una verdad relativa.

Sabedores de esta ‘pequeña’ diferencia, ya el tercero en discordia, el Atlético de Madrid de Diego Pablo Simeone, comienza a dar muestras de cierta debilidad de patrimonio deportivo, adelantándose a las consecuencias que pudiesen devenir de una lucha final por la obtención del campeonato, dejando así al Madrid y al Barça nuevamente en posición de dirimir el título en juego una vez más.

Con esto en la cabeza, los pensadores de las situaciones futuras se adelantan a las consecuencias por venir y organizan un plan de ataque sobre el tablero de los acontecimientos, urdiendo estrategias que abarcan cualquier escenario oportunista para obtener ventajas de desestabilización sobre el contrincante en cuestión.

Se disfraza, en el fondo, el centro de la temática de quien desembolsó más o menos dinero, y pasa a ser el ardid principal quién obtiene mayor provecho para quedarse con la superioridad final, esa que conduce inexorablemente a ser el más poderoso futbolística, económica, social, y políticamente hablando.

Robert Eizmendi – Corresponsal España

 

Related posts:

  1. La necesidad de creer en algo
  2. El negocio qatarí
  3. Hasta Mourinho estaría sorprendido
  4. Vuelta a los primeros planos
  5. El estado de gracia existe

Tags: , , , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (0)
    Loading ...
Comentarios