De puño y letra

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (0)
Loading ...

A finales de agosto de 2006 los gobernadores de Arizona, California, Nuevo México y Texas acusaron al Congreso por no cumplir con su responsabilidad de reforzar la seguridad en la frontera. Y le enviaron una carta a los jefes de bancada exhortándolos a debatir y aprobar una “amplia” reforma migratoria.

La carta fue enviada ocho semanas después de cancelado el Comité de Conferencia que armonizaba dos leyes de reforma, una aprobada por la Cámara y otra por el Senado. La primera, restrictiva, criminalizaba la estadía indocumentada y favorecía redadas y deportaciones masivas; la segunda se basada en un fuerte componente de seguridad pero incluía una vía regulada de legalización de indocumentados sin antecedentes criminales.

El motivo esgrimido por el entonces liderazgo republicano fue: razones de seguridad nacional.

La inacción desató una peligrosa oleada antiinmigrante y preocupó a los estados. Por esa razón los gobernadores fronterizos con México firmaron la carta, denunciaron la irresponsabilidad del Congreso y urgieron a los legisladores a debatir y aprobar un proyecto que sacara de las sombras a los 12.1 millones de indocumentados que en ese entonces vivían en Estados Unidos.

El gobernador de Texas, Rick Perry, firmó el documento. Hace exactamente cinco años pensaba que la reforma migratoria iba a la par de las medidas de seguridad necesarias para asegurar la frontera, que la legalización de los millones de sin papeles era una cuestión urgente, que no podía esperar más tiempo, que urgía sacarlos de las sombras, que eran un valioso aporte para la economía.

Cinco años más tarde declara que para debatir la reforma y la legalización de indocumentados primero hay que asegurar la frontera. “Reestructurar la seguridad y medidas adecuadas”, dice, pero no detalla cuáles, ni cuándo ni cómo.

Perry fue electo, para su tercer período, con el 39% del voto hispano. Si quiere ser presidente, tendrá que convencer primero a los poco más de 17 millones de votantes latinos y hablar de reforma, de legalización, de residencia permanente para millones de indocumentados, de reunificación familiar, de freno a las redadas, de oportunidades, empleo, salud, educación…

“Lo que escribes con la mano derecha no lo borres con la mano izquierda”, me enseñó mi abuela Agustina. “No vaya a ser que después no te crean ni una sola palabra”.

Tags: , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (0)
    Loading ...
Comentarios
Mostrando -49 - 1 de 4
    marianaatencio
    4:45 pm
    September 8th, 2011

    Excelente post Jorge! Es importantísimo exponer el récord migratorio de todos los candidatos, sobretodo el Gobernador de Texas! Buen trabajo, keep it up.

    matamojarras2
    7:52 pm
    September 8th, 2011

    No quiero ser grocero, pero los politicos siguen la corriente de la opinion publica.
    Si habla de una posible “reforma” migratori, seria su perdicion como aspirante a presidente.
    Los posibles votantes hispanos…ya tenemos “papeles” no queremos mas reformas, que sabemos nos traeria competencia a los trabajos escasos y mal pagados aun ahora.

    matamojarras2
    8:00 pm
    September 8th, 2011

    Lo que nesecitamos es implementar el Real ID y el E-Verify obligatorio en toda USA, para que los terroristas no entren de forma ilegal a este pais.

    Soledad Morillo
    11:28 pm
    September 28th, 2011

    El asunto de los latinos en Estados Unidos pasó de ser un inconveniente a un inmenso problema para los políticos, quienes a estas altuas ya no saben ni qué decir, ni qué hacer ni qué prometer. Sospencho que el tema hispano se convertirá en uno de los ejes principales de campaña tanto para los demócratas como para los repúblicanos. No veo creatividad ni un lado ni dl otro. They have to start thinking outside the box.