En una noche tan linda como esta

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4)
Loading ...

Cuando se le pregunta a la gente si la belleza es objetiva o subjetiva, la tendencia es responder que esta es subjetiva. Que cada grupo social, familiar e inclusive cada individuo percibe como bellas cosas distintas, es algo que pareciera ser perogrullo y ni siquiera digno de mención. En un principio estoy de acuerdo con esa afirmación, pero creo que es necesario matizarla. Si bien la belleza es un asunto cultural (tal vez la exposición más lúcida de esta posición es la de Pierre Bourdieu en su libro “La distinción”),también es verdad que en cierta manera como agentes estéticos tenemos la pretensión de que debería haber cierto acuerdo con respecto a este asunto. Si alguien nos dice que cierta pintura es “bellísima” y le respondemos que no estamos de acuerdo, que nos parece espantosa, lo más probable es que encontremos cierta resistencia y quien nos habla intente argumentar a favor de su posición. Lo mismo por supuesto ocurre con la belleza humana.

Juzgar qué persona sea más o menos bella pareciera ser absurdo, pero aún así existen concursos de belleza con nombres paradójicos como Miss Mundo (Miss World) o Miss Universo (Miss Universe), y digo paradójicos puesto que si aplicamos la más elemental teoría de conjuntos, ser la mujer más bella del planeta tierra es equivalente a ser la mujer más bella del Universo, pero supongo que la lógica no es la fuerte de este tipo de eventos.

Los concursos de belleza tienen muy mala prensa y han sido criticados por convertir a quienes en ellos participan en productos a la venta, cual mercados de carne  en los que solo se presta atención a los rasgos exteriores sin reparar en otras cosas que, nos dirán los detractores, son mucho más importantes como lo son los sentimientos, la inteligencia u otros elementos de eso que se ha dado en llamar la “belleza interior”.

Sinceramente creo que hay muchas razones para afirmar que esta es una crítica sin sentido. Pensar que realmente lo único que se evalúa es la belleza física no corresponde con la realidad. Quienes allí participan deben ser capaces de manejar la complejidad de un evento como este que requiere, además de la belleza exterior, la capacidad de enfrentarse al público, mostrar que se tiene la disciplina necesaria para estar en ellos, pasar por un proceso de selección que en la mayoría de los casos es bastante duro y muchas otras cosas.

En Venezuela, país donde vivo, los concursos de belleza son importantes y por supuesto el concurso que se lleva la presea como el más importante es el Miss Venezuela. Este concurso es regentado por aquel a quien llamamos “el zar de la belleza venezolana” y que seguramente los televidentes de Univisión conozcan más bien como el malhumorado juez de “Nuestra Belleza Latina”. ¡Claro! Nadie admitirá que ve este concurso, pero hagan una prueba el día que conozcan a un venezolano y díganle: “En una noche tan linda como esta…” y les aseguro que ese venezolano les responderá “…cualquiera de nosotras podría ganar”. Porque esa letra, que corresponde al Himno de Miss Venezuela (sí, aunque no lo crean, Miss Venezuela tiene Himno) es conocida por todo el mundo. Boris Izaguirre, venezolano hoy prestado a España, llega a sostener que detrás de lo que parecen letras vanas se esconde la esencia del deseo del venezolano por vivir en democracia. ¡Hasta llega a proponer en uno de sus polémicos escritos, sin duda en broma, que lo conviertan en el himno nacional!

Sin llegar a las excentricidades de Boris, creo que los concursos de belleza tienen su razón de ser y están ahí para entretener a un público que disfruta con ellos. Con respecto a si ese interés es creado por los propios medios o más bien es constitutivo del ser humano no solo evito pronunciarme, sino que además me parece una discusión bizantina. Pensar que esas concursantes (por mencionar solo los concursos de belleza femeninos) son todas unas alienadas que están siendo manipuladas es sencillamente ofensivo. Si un concurso de belleza es denigrante (cosa con la que no estoy de acuerdo), mucho más denigrante es pensar que todas y cada una de ellas peca de falta de cerebro y han sido manipuladas para creer que están ahí por su propia voluntad.

Querer ser bello o bella siguiendo los esquemas de nuestras cultura es algo tan viejo como el ser humano mismo. Nos vestimos combinando los colores para que sean agradables a la vista de los demás, nos peinamos para dar la sensación de orden en nuestra cabellera y mal que bien todos nos miramos en el espejo antes de salir de nuestras casas poniéndonos en el lugar de quién nos verá. Si una mujer desea ser juzgada siguiendo esos estándares, está en su derecho. Y si de paso convertimos eso en un espectáculo explotado por las televisoras, pues no veo ningún problema. Concursos hay muchos y quien no quiera presentarse a Miss Venezuela puede ir a las Olimpiadas Matemáticas, o hacer el examen de MENSA. Como le dijera el torero Rafael Gómez Ortega (“El Gallo”) al filósofo español José Ortega y Gasset cuando este último le explicó al diestro que su profesión era el estudio del pensamiento: “¡Hay gente pa’tó!”

Arturo Serrano escribe el blog “De la cultura y otros demonios” para Debate Latino. Es profesor de Historia del Cine en la Universidad Católica Andrés Bello en Venezuela. Ha publicado los libros Para pensar a Luis Castro Leiva (UCAB, 2003) y El sueño de la razón produce cine (UCAB, 2011).

Tags: , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (4)
    Loading ...
Comentarios
Mostrando -49 - 1 de 7
    Mariana Atencio
    5:36 pm
    October 3rd, 2011

    Yo también estoy de acuerdo con estos concursos, cualquiera cae que las niñas van forzadas. Hay que enviarles esto a Boris y a Osmel!

    pichussa98
    6:05 pm
    October 3rd, 2011

    Sencillamente impecable!!! Felicitaciones…

    hebergomez
    6:25 pm
    October 3rd, 2011

    Cualquier discurso de tolerancia es siempre bienvenido. El cierre del post me parece perfecto, definitivamente hay gente para todo, y yo particularmente disfruto observando el desfile de diversidad humana que nos ofrecen los medios, con un pote de cotufas y una bebida en la mano, los concursos de belleza no son la excepcion.

    alequifa
    10:33 am
    October 5th, 2011

    Excelente !!!

    antoscandizzo
    7:20 pm
    October 8th, 2011

    ciertamente no encuentro nada de malo en reunir a varias decenas de personas bellas para entretener al mundo entero, muy buen post…

    sososososo
    12:07 pm
    October 9th, 2011

    Wuao Que estilo

    Mariana Atencio
    10:35 am
    October 10th, 2011

    Uno de los posts mas comentados en todas las redes sociales…congrats Art!