Adiós al forjador de futuros

  • 6 de October de 2011 a las 1:04 pm EDT | por Raul Stolk |
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2)
Loading ...

El futuro no es como lo había imaginado. No tuve la patineta voladora de Marty Mcfly y nunca he visto un poster de los Valles de Marte en una agencia de viajes.

En efecto, en más de una ocasión he comentado que cambiamos Marte por Twitter. Punto y aparte de la desilusión, lo que yo no sabía en áquel momento – en que soñaba con carros voladores y naves espaciales- es que la “forma” del mañana no la determina un Kennedy decidiendo lanzarse a la conquista del espacio. El destino de nuestro día a día está condicionado por los mercados y, Steve Jobs, era de los pocos con visión y fuerza suficientes como para entenderlos y malearlos a voluntad.

Quizás no es momento para hacer comparaciones, pero no puedo dejar de pensar en la muerte de Michael Jackson. Es cierto que áquel acontecimiento logró que el mundo se detuviera por un segundo, pero no podemos olvidar el sabor agridulce que dejó su deceso. Afloraron nuevamente comentarios sobre su abuso de las drogas, su personalidad autodestructiva y ni hablar de las acusaciones de pedofilia.

Lo que ocurre hoy es completamente distinto. No hay nada malo que decir. El aporte de Steve Jobs a nuestra forma de vida es tan significativo que cualquier falla en su personalidad pasa directamente a la categoría de excentricidad.

Las expresiones de aprecio y la transcripción de sus palabras en los distintos medios -que de una forma u otra ayudo a crear- son ejemplo del impacto que causó. Es más, creo que si seguimos a este paso, con el bombardeo de citas sobre cómo debemos exprimir el máximo a nuestras vidas, no perder el tiempo viviendo la vida de otros y seguir nuestros sueños con pasión, no tengo duda que vamos a tener en nuestras manos una nueva crisis laboral -no por despidos masivos- sino por una ola de renuncias.

No sé si ver a Steve Jobs como un visionario que, desde muy temprano, entendió cuales serían nuestras necesidades como sociedad o si verlo como un gigante, que impuso sus ideas y creó en nosotros esas necesidades. De igual manera, lo cierto es que afectó profundamente la forma como interactúa el ser humano.

Algunos equiparan el espíritu de un hombre al legado que deja a futuras generaciones. No me queda duda, el espíritu de Steve nos acompañará -a todas partes- por mucho tiempo.

@raulstolk

Tags:

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (2)
    Loading ...
Comentarios
Mostrando -49 - 1 de 1