Una izquierda vieja nos visita

1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1)
Loading ...

López Obrador en Chicago por Antonio Rosas LandaLa elección presidencial de México del próximo año alcanzó a Estados Unidos. Desde el domingo pasado el polémico precandidato de izquierda, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), visitó Chicago.  El martes pronunciará un discurso en el Centro Wilson ubicado en Washington DC.

La autoridad electoral mexicana prohibe hacer proselitismo antes de que comience el tiempo de campaña. Por ello, AMLO se negó a aceptar que pese a tener un evento con cientos de seguidores que le profesaron porras, y donde hubo emotivos discursos haya hecho campaña, que implicaría haber violado la ley electoral. Una argucia burda para burlar las reglas del sistema electoral.

AMLO dijo a este bloggero que en Washington DC pedirá respetuosamente al presidente Obama que cumpla su compromiso de una reforma migratoria. López Obrador promete combatir los abusos a sus connacionales que viven en la Unión Americana.

Lo que llama la atención es su falta de compromisos específicos para evitar la migración de más mexicanos. López Obrador dice que impulsará el crecimiento económico y generará empleos. Fines aspiracionales con los que nadie podría estar en desacuerdo.

El problema es que lejos de indicar cómo propiciará un vibrante sector privado que ofrezca empleos, se limita a imponer una perspectiva de guerra de clases. Los ricos a quienes llama “la mafia en el poder” deben ser combatidos para que haya un gobierno del pueblo, el suyo. Porque de hecho identificó su movimiento como “la única esperanza que tiene México”.

Dice que invertiría en educar a millones de jóvenes. Buena idea. Pero un país como México que está en el lugar número 130 de recaudación fiscal en el mundo, es difícil hablar de aumentar el gasto gubernamental sin, antes, entender e instrumentar políticas que estimulen la economía y no el enfrentamiento para obtener ganancias electorales de corto plazo.

En mi perspectiva, AMLO intenta capitalizar el agravio generacional que han sufrido los mexicanos más marginados, entre ellos quienes dejaron su país forzados por dilemas económicos. El líder político apela a la nostalgia nacionalista, entonando el himno nacional y gritando ¡viva México! como prueba de su compromiso y sinceridad. No dudo que gente bien intencionada caiga en la trampa pero no olvidemos que como dicen aquí: “el camino al infierno está pavimentado de (presuntas) buenas intenciones”.

El movimiento “progresista” requiere de representantes que entiendan que balancear un presupuesto público no es cosa de derecha o izquierda, sino de sentido común y sanidad. México requiere de liderazgos con visión de futuro, no de personajes que explotan la nostalgia nacionalista para imponer políticas que hicieron fracasar a México en las décadas de los 70s y 80s.

@arosaslandam

Antonio Rosas-Landa es periodista radicado en Chicago, aunque originario de la Ciudad de México. Se desempeñó como editor de la página editorial de las tres ediciones del diario en español de “Tribune Company”. Actualmente escribe el blog “Punto de Acuerdo” para Debate Latino. 

Tags: , , , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (1)
    Loading ...
Comentarios
Mostrando -49 - 1 de 7