Supercomité de reducción de la deuda refleja problemas del Congreso

  • 22 de November de 2011 a las 12:36 pm EDT | por Jordan Fabian |
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (0)
Loading ...

Muchos observadores políticos están rendidos ante el resultado esperado del supercomité de reducción de la deuda del Congreso.

La fecha tope del miércoles se aproxima para que el panel envíe su plan de recortar $1.2 millones de millones ($1.2 trillones en inglés) del déficit de la nación durante la próxima década, pero las probabilidades de que el comité realmente cumpla su meta son cada día más lejanas.

El panel de 12 miembros –compuesto entre seis Republicanos y seis Demócratas- estaba estructurado teóricamente para lograr el compromiso de ambos bandos alrededor de una sola propuesta. Sin embargo, las negociaciones reflejan mucho de lo que la gente piensa que no sirve en el Congreso, que actualmente tiene un nivel de aprobación de 13%, de acuerdo con la encuestadora Gallup.

En los últimos dos meses, las conversaciones han retrocedido en rondas incesantes de ruptura partidista entre Republicanos y Demócratas. Los obstáculos de llegar a un acuerdo de reducción de la deuda son los mismos que han anclado al Congreso en otras peleas de presupuesto durante este año: el desgano de los republicanos de elevar los impuestos y la frivolidad de los demócratas de reformar programas de asistencia.

“Durante los últimos diez meses los líderes del congreso se han sumido en un patrón predecible de tensos debates políticos”, según el periódico de Capitol Hill Roll Call esta semana. “Hasta ahora el guion aparenta estar firme, con el vocero de la cámara baja John Boehner [R-Ohio] acusando a los Demócratas y a la Casa Blanca de no otorgarles a los Republicanos una propuesta concreta, y los líderes Demócratas…acusando a los Republicanos de proteger a los ricos y castigar a los ancianos y a los pobres”.

Más allá de los términos de un acuerdo futuro el problema es la manera cómo se han manejado las discusiones. Más allá de un par de discursos público, la mayoría de las conversaciones han ocurrido a puerta cerrada, dejando al público con pedacitos dispersos de información sobre lo que realmente está haciendo el panel.

La co-presidenta demócrata del comité, Sen. Patty Murray (Wash.) defendió las reuniones a puerta cerrada, diciéndoles a los reporteros que el panel necesitaba privacidad para poder “ser honestos entre ellos”. Ese puede ser el caso, pero cuando meses de negociaciones terminan con efervescencia, el caso se cae.

Miembros del supercomité también se han sometido al tipo de influencias particulares que aparentan paralizar el proceso de negociaciones.

Un miembro del panel — Sen. John Kerry (D-Mass). – juró que no usaría recogedores de fondos durante el procedimiento. Pero otros miembros en ambos lados -que enfrentan reelecciones el próximo año- se han forrado de dinero de los comités de acción y cabilderos políticos durante las conversaciones.

Al a mediados de octubre, miembros de supercomité recibieron más de $300.000 de 93 intereses especiales en sólo seis semanas en el trabajo, según un reporte del Centro para el informe Público de Integridad. El contribuyente más grande fue la industria de la asistencia sanitaria mientras el comité reflexionó cortes al Medicare y Medicaid.

Eso sin mencionar la presión que ponen a republicanos activistas anti-impuestos como Grover Norquist y otros a resistir subir los impuestos como parte de un trato.

Los donantes y los miembros semejantes han defendido estas prácticas del negocio como de costumbre, pero son difícil de no verlos cómo aceptando donativos podrían persuadir a miembros del comité a defender los intereses estrechos de benefactores, en vez de estar negociando una propuesta de mucha gravedad.

Y como llegó a ser evidente que el supercomité tendría problemas en alcanzar un trato, algunos legisladores ya buscaban la manera de ladear la única medida diseñada para estimular el compromiso, el llamado “mecanismo de aplicación”, o cortes obligatorios al gasto de la defensa (una prioridad republicana) y el Medicare (una prioridad demócrata) que sería decretado en ausencia de un acuerdo por el supercomité.

Pero a ese “mecanismo de aplicación” le faltaron dientes; los cortes no entran en vigor hasta enero 2013, dentro de un año, y algunos republicanos han dicho que podrían gastar el el año próximo tratando evitar esos cortes de defensa.

“La ausencia de una crisis inminente ayuda a explicar la falta de urgencia en el Congreso de Estados Unidos esta semana, a pesar de que la fecha tope del día de acción de gracias se acerca. Con una grieta ideológica grande que separa la Casa Republicana y el Senado Demócrata en impuestos y gasto social, una mera fecha tope ya no puede ser suficiente en incitar compromiso. En el último año, el Congreso ha necesitado la amenaza de un gran para forzar acción”, el Washington Post escribió el jueves.

Últimamente, las locuras del supercomité ponen en cuestión si el Congreso es capaz de dirigir los problemas más grandes del país. La deuda pública alcanzó $15 trillones esta semana y sólo se hace más grande. Eso sin mencionar la taza de desempleo en 9 por ciento, y en el 11,4 por ciento para los latinos. El Congreso ha fallado en pasar algún tipo de empleos importantes para este año.

Lamar Alexander (R-Tenn.), un líder reservado del Senado,  dijo la semana del supercomité: “Esto va más allá del dinero, esto es sobre si el presidente y el Congreso pueden gobernar competentemente”.

Lástima que más legisladores no piensen de la misma manera.

Tags: , , ,

Herramientas Interactivas
  • Valoración
  • 1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (0)
    Loading ...
Comentarios
Mostrando -49 - 1 de 1
    felipeygloria
    6:40 am
    November 25th, 2011

    Hola soy Felipe Avila, creo ke lo tenia en mi pagina y grupo de facebook, mas kiero comentar acerca de el fracaso de el supercomite….
    Antes habia algo que se llamaba bi-partidismo. Habia democratas conservadores, moderados y liberales….tambien en el partido Republicano habia eso de que habia republicanos moderados, conservadores, y hasta algunos liberales…
    En fin siempre habia algunos miembros de ambos partidos tratando de alcanzar a los miembros del otro partido…pero si algo malo se ha hecho de la eleccion del 2010…y esto no es condenando a los votantes kienes votaron por ellos…mas bien es un hecho ke se puede probar…es ke los miembros republicanos se han mantenido aun MAS tenazes en contra de los democratas y MAS conservadores, en especial en el Sur…un fenomeno que empezo desde los dias del Presidente Nixon y hoy todo lo que antes controlaba el partido democrata es controlado por el partido republicano bajo el nombre de conservador…
    En fin los democratas en su mayoria se han vuelto mas liberales que antes tambien, ya que no tienen impetu de irse del otro lado por falta de elementos moderados como tambien el partido republicano como mencione arriba…
    Asi que en un eskema de conservador vs. liberal o liberal vs. conservador hay poco lugar para el medio ke seria la voz de moderacion…esto es la causa de el fracaso del supercomite y como dijo las peleas fueron muchas y fueron mas para la proxima eleccion…algo ke si vemos a Grecia, Espana, Portugal e Italia…no les ha servido de mucho
    Felipe Avila
    California
    p.d. siempre estas invitado a mi pagina….